The Adversiter Chronicle

martes, 25 de noviembre de 2014

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: La Guerra de los Seis Días
Autor: Michael B. Oren
Editorial: RBA Coleccionables, S. A.
Traducción: Mª de la Vega Rodríguez
Edición: 2005

Resulta difícil hacer captar a las nuevas generaciones post Guerra Fría tratar de explicar que hubo un tiempo en que Israel como Estado estaba a punto de ser eliminado y que los países árabes estuvieran unidos por encima de diferencias religiosas y políticas, con un Israel actual y el problema de los palestinos convertidos en parias en su propia tierra, un Israel poderoso militarmente y dotado de bomba atómica...

Al estado actual de las cosas no se hubiera llegado por una guerra que ha quedado solapada entre la Guerra Fría como conflicto regional y los diversos enfrentamientos armados entre Israel y sus vecinos, pero todo comenzó en 1967 con un líder árabe que tratando de no perder su aureola lanza un órdago apoyado por la URSS mientras Israel se debate entre dar el primer golpe o esperar que los ejércitos árabes que se agolpan en sus fronteras empiecen primero, movimientos diplomáticos en la sombra con unos EEUU y una URSS que no desean enfrentarse por un conflicto regional a la vez que ambos desean afianzar su influencia en Oriente Medio.

El autor logra con un estilo ágil, preciso y ameno introducirnos en los días del conflicto mostrando al lector un conjunto general, sin buenos ni malos, simplemente política, diplomacia y músculo militar pero también con las miserias humanas de los protagonistas donde los egos, la apariencia y finalmente el engaño llegaron a la guerra donde Israel cumplió su mayoría de edad como nación y ya se pensaba qué hacer con los nuevos territorios conquistados y la población palestina atrapada entre los refugiados o rehenes en su propia tierra que es la misma que la del Estado de Israel de vigente actualidad ahora que los políticos israelíes discuten la definición política como nación donde en lugar de buscarse soluciones la realidad impone el enfrentamiento por incomprensión de ambas partes.

Según la contraportada, Michael B Oren es autor de Los orígenes de la segunda guerra árabe-israelí y ha escrito extensamente sobre la historia de Oriente Medio y diversos asuntos diplomáticos. Doctor en Filosofía y Letras y especialista en estudios de Oriente Medio por la Universidad de Princenton, ha trabajado como director del Departamento israelí de asuntos ínter-religiosos durante el último gobierno del primer ministro Yitzhak Rabin y como consejero de la delegación israelí en las Naciones Unidas. Actualmente (datos de 2005)es jefe de investigaciones del Centro Shalem de Jerusalén.

Y sin más, unos breves pasajes que os inciten a su lectura:


Cuando los judíos eran los terroristas luchando por tener su propio país...
"Bajo el mandato británico, la Yishuv creció con refugiados de la Europa antisemita -primero de Polonia y después de Alemania-, creándose instituciones sociales, económicas y educativas que en poco tiempo sobrepasaron las facilitadas por Gran Bretaña. En torno a la década de 1940, la Yishuv era ya poderosísima: dinámica,creativa, ideológica y políticamente plural. Acudiendo a modelos tanto de Europa del Este
como del Oeste, los judíos de Palestina crearon nuevos sistemas de explotación agraria (el kibbutz, comunal, y el moshav, cooperativista), una economía socialista viable con sistemas de sanidad nacional, reforestación, desarrollo de infraestructuras diversas, una universidad respetable y una orquesta sinfónica, y para defender todo ello, un ejército secreto de civiles, la Haganah. A pesar de que por prudencia los británicos habían retirado su apoyo a la creación de la nación judía, esta nación era ya un hecho: un estado incipiente y en desarrollo.”


Rivalidades por el poder en Egipto...
"Pero Nasser tampoco podía permitir que ´Amer tomara el mando. Las tensiones entre el presidente y su mariscal de campo eran peores que nunca. Cada vez más temeroso ante una posible sedición, Nasser había intentado emplear a oficiales retirados como fuentes de información sobre la influencia de ´Amer en el ejército. Éste se percató de esta maniobra y rechazó el ofrecimiento de Nasser para nombrarle primer ministro a cambio de concederle su control sobre el ejército. En su lugar, el poder de ´Amer creció hasta el punto de que el ministro de defe3nsa Shams Badran, y el jefe de las Fuerzas Aéreas, Sidqi Mahmud, ambos protegidos suyos, neutralizaron por completo al jefe del Estado Mayor Fawzi, fiel a Nasser. Ahora, con la crisis gestándose en el norte, ´Amer parecía querer que la situación explotara para que aumentara aún más su estatus, dirigiendo el ejército a una gloriosa victoria. Nasser deseaba evitarlo, recobrar sus prerrogativas en casa y tomar la iniciativa en la región, probándoles a los árabes constantemente que él -ni ´Amer, ni Siria- era la mejor defensa contra Israel.”

Estrés del primer ministro israelí...
La intención de Eshkol era decirle al país que el gobierno, aunque se encontraba preparado para responder a cualquier agresión árabe, estaba trabajando con Estados Unidos para resolver la crisis pacíficamente. Eshkol había dormido poquísimo, sufría un doloroso resfriado de pecho y llevaba un cristalino artificial en un ojo, consecuencia de una reciente operación de cataratas, que no dejaba de moverse. Recomponer su maltrecho estado físico fue la condición del guión recibido al entrar en el estudio, un guión que encontró repleto de correcciones y añadidos de última hora, y que ahora debía soltar en directo. El resultado fue una lectura tartamudeante, incoherente, apenas
ininteligible, que los oyentes interpretaron como un signo de agotamiento y de pánico. Pero no sólo confundió a los israelíes el modo de hablar de Eshkol, sino las noticias de que Israel había puesto su destino en las manos de otro país en ligar de confiar en sus propios recursos. `Es sorprendente cómo gente ha sufrido el Holocausto aún esté dispuesta a fiarse así y volver a ponerse en peligro´, escribió Ze' ev Schiff, columnista del diario Ha'aretz. Se dice que, en el Négev, soldados amontonados alrededor de transistores rompieron a llorar.”


Defensas egipcias...
"Se podía establecer un balance parecido de los lejanos territorios del sur, en la zona fuertemente fortificada de Umm Qatef, de seis millas de profundidad y dos de anchura.   La primera línea del llamado plan `Conquistador¨ egipcio y sus defensas eran un microcosmos de las defensas del Sinaí: tres despliegues lineales (con sistemas de trincheras, campos de minas, posiciones antitanques y ametralladoras, 80 cañones, 90 tanques y 16.000 hombres) donde el enemigo podría ser aplastado. Vigilando el cruce vital de Abu ' Ageila, que llevaba hacia el interior de la Península, al paso de Mitla y a Isma' iliya, esta plaza fuerte había
resistido repetidos ataques israelíes en 1956, rindiéndose sólo cuando se les acabaron los víveres. Desde entonces, Umm Qatef había sido reforzado por dos poderosos reductos, en la presa de Ruwafa y las cercanías de al-Qusayma. Controlando estas posiciones estaban las tropas de la 2ª División de Infantería que, aunque estaba preparada para el combate, estaba dirigida por el general de división Sa' di Nagib, un político nombrado a dedo más conocido por ser compañero de copas de ' Amer.”

Incidente con el USS Liberty...
"Los Mirage realizaron tres vuelos, bombardeando por completo al Liberty, desde la proa a la popa; posteriormente se contarían unos 800 agujeros en el casco. `Le hemos dado de lleno´, informó Spector, `creo que está echando humo de la chimenea´. El controlador jefe de la IAF, Shmuel Kislev, preguntó dos veces si el barco estaba repeliendo el ataque con fuego antiaéreo, pero los pilotos parecían demasiado ocupados como para responder. Tras tres o cuatro minutos de ataque, con la munición ya agotada, los Mirage abandonaron el lugar para ser sustituidos por un
escuadrón de Mystère. Acababan de regresar de bombardear la infantería egipcia y para esta misión se habían armado de napalm. A pesar de que se trataba de un material impropio para una guerra naval, los Mystère consiguieron descender y soltar sus cargas explosivas. Segundos más tarde, buena parte del puente y de la cubierta estaba en llamas y el barco entero cubierto de humo.”

Represalias árabes tras la derrota...
"El trágico peregrinar de los refugiados palestinos pronto fue eclipsado por las persecuciones de los judíos que tuvo lugar en los países árabes. Cuando se conocieron las noticias de la victoria israelí, masas descontroladas atacaron los barrios judíos de Egipto, Yemen, Líbano, Túnez y Marruecos, incendiando sinagogas y asaltando a sus moradores. Un progromo en Trípoli, Libia, se saldó con 18 judíos muertos y 25 heridos: los supervivientes fueron trasladados a centros de detención. De los 4.000 judíos de Egipto, 800 fueron arrestados, incluyendo los rabinos mayores de El Cairo y Alejandría, confiscándoles también sus propiedades. Las antiguas comunidades de Damasco y Bagdad fueron puestas bajo arresto domiciliario y sus líderes encarcelados y multados. Un total de 7.000 judíos fueron expulsados, muchos tan sólo con una pequeña maleta. Con excepción del presidente de Túnez, Bourgiba, y del rey Hassan de Marruecos, ningún gobernante árabe condenó estos ultrajes. Diversos intentos a instancias de la ONU y de la Cruz Roja para interceder a favor de los judíos fueron rechazados.”

Libro apasionante como sólo la historia lo es, ideal para tratar de comprender el presente ahora que los palestinos se han multiplicado, los países árabes, su ciudadanía, reclaman derechos democráticos a la vez que Israel sigue amenazado por sus vecinos y no logra conjugar una nación de judíos y palestinos mientras la barbarie del Estado Islámico se abre paso y se afianza a la vez que occidente mira para otro lado.
Recomendable para turnos de noche tranquilos, vigilias varias, amantes de la historia y de las hazañas bélicas así como para regalar a la suegra que se hará un trabalenguas con los nombres árabes y judíos deparándonos momentos impagables de risas y choteo mientras trata de pronunciar sin que escupa sin querer el dentado postizo...

 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
 
 
 
 

 
 
 
 
                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario