The Adversiter Chronicle

miércoles, 28 de agosto de 2013

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: Historia del Antiguo Egipto
Autor: Nicolas Grimal
Editorial: Ediciones Akal, S. A.
Edición: 1996
Traducción: Blanca García Fernández-Albalat y Pedro López Borja de Quiroga
Transcripción de los nombres egipcios: José Miguel Serrano Delgado



¿Hartos de ver documentales de pirámides y hacerse la picha un lío? ¿Hartos de ver en los documentales de pirámides siempre al mismo tipo egipcio que es el mandamás arqueologicamente hablando y desconocer la Historia que nos impide pillarle en un gazapo? ¿Deseos de regalar a la momia de la suegra un libro de momias, ein?

Todo eso y mucho más encontraremos entre las páginas de este libro. Escrito de forma didáctica pero amena y a buen ritmo para el lector, es una lectura que se devora vorazmente. Descubriremos que donde ahora suenan tambores de guerra la humanidad lleva dándose de hostias desde la época de los faraones...

Nicolas Grimal nació en 1948, director del Instituto francés de Arqueología Oriental de El Cairo y profesor en la Sorbona de París. Hasta el momento (1996) ha publicado esencialmente artículos y obras universitarias...

Datos biográficos extraídos de la solapa y no fruto de mi erudición, que conste en acta.

Religión...
El simbolismo animal que los objetos que acabamos de analizar asocian a las sucesivas etapas de la conquista da testimonio de la temprana integración del Mito en la Historia. Se le ha atribuido un origen totémico a la religión egipcia, partiendo de la existencia, desde la época predinástica, de estos emblemas que se perpetúan a lo largo de toda su historia para representar a las diversas provincias (Moret: 1923). Su carácter simbólico resulta evidente: un orix sobre un pavés, por ejemplo, representa la región de Beni Hassán, una liebre, la provincia vecina de Akhmim, un delfín, la provincia de Mendes, etc. Es tentador ver en ello el resultado de la federación de un conjunto geográfico o tribal, realizada en torno a una divinidad, cuyo símbolo figura en el emblema elegido (las flechas y escudo de la diosa Neith para Sais, el cetro-uas para Tebas, relicario con la cabeza de Osiris para Abidos), o bien materializada en una estructura política (la `Muralla Blanca´ que representa la muralla de Menfis o la `Tierra del arco´ en referencia a la marca de la Baja Nubia, integrada al país mediante conquista).

Se ha supuesto igualmente que cada uno de estos emblemas representaba la primera etapa en el proceso de constitución política del país. El grupo humano de base, sea éste cual sea, se identifica con su tótem, que representa a la potencia divina dominante en ese entorno. Esta fase constitutiva presupone una cosmología que integre de manera satisfactoria la jerarquía de las potencias constatada empíricamente. En otras palabras, una federación divina local debió de formarse en torno a cada uno de los demiurgos que encontramos entre las `familias´divinas adoradas en las capitales de provincia. El lugar de la federación se sitúa en torno a un espacio sagrado, señalado por el tememos divino, al que se superpone el correspondiente al poder del que aquel es el fundamento: la Muralla Blanca o el Relicario de Osiris.”

Un poco de literatura faraónica...

El protagonista del relato se siente desamparado e invoca a la muerte como una liberación:

`La muerte está hoy ante mí
[como cuando] un hombre enfermo sana,
como salir afuera tras estar confinado.
La muerte está hoy ante mí
como la fragancia de la mirra,
como sentarse bajo un toldo un día de brisa.
La muerte está hoy ante mí
como el perfume del loto,
como estar sentado al borde de la ebriedad.
La muerte está hoy ante mí
como un camino trillado,
como cuando un hombre regresa de la guerra al hogar.
La muerte está hoy ante mí
como cuando el cielo se despeja,
como cuando un hombre descubre lo que ignoraba.
La muerte está hoy ante mí
como cuando un hombre desea ver el hogar
después de haber pasado muchos años en cautiverio´”

Problemas de sucesión...

A la muerte de Ramsés II la dinastía no sobrevivirá más de una generación. El acceso al trono de Minetaph no parece haber acarreado ningún problema puesto que ya había sido designado en vida de su padre, a pesar de ser el decimotercer hijo, nacido de la reina Isisnefret, quien había tenido anteriormente otros tres niños. Minetaph reinaría algo menos de diez años y tuvo un hijo, el futuro Sethi II, con otra Isisnefret.

Minetaph conserva Pi-Ramsés como capital, pero acrecienta al papel de Menfis, en donde se hace construir un palacio, realiza trabajos en el templo de Ptah y destina un templo a mantener su culto funerario. También se han encontrado huellas de su actividad en la puerta de Heliópolis y en Hermópolis, en donde, posiblemente, acabó el pequeño templo comenzado por Ransés II. Consagra en Es-Sirirya, al norte de Minieh, un espeo a Hathor, `Señora de las dos hogueras´y construye otro santuario rupestre en Gebel el-Silsile. Es posible que hubiera edificado un templo en Deir el-Medineh y es seguro que usurpa el Osireion de Abidos y el santuario que Mentuhotep II había consagrado a la Hathor de Dendara...”


Breves pinceladas de un fascinante libro que nos habla de la fascinante Historia que siempre supera a otras historias que se venden como tal.

Ideal para lectura veraniega, turnos de noche, e imprescindible si se viaja a conocer las pirámides o tenerlo a mano durante la emisión del documental de turno.

Y como ya dije antes, ideal para regalar a la momia de la suegra deparándonos personales e íntimos momentos de perverso placer cuando descubra que no es la Biblia...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario