The Adversiter Chronicle

sábado, 4 de agosto de 2012

Crónica (di)social


Una crónica de nuestro enviado espacial Skizo´s Blues



Cita ya obligada en las calendas festivas del concejo de Villaviciosa y camino de ello a nivel regional con éxito de asistencia de público a cada edición, la décima en esta ocasión y escusa perfecta para visitar el Mercado Tradicional de Oles y ver de primera mano el evento.



La idea es que durante dos días se muestre y se recreé el entorno de mercado que suponía para muchas parroquias la ocasión de reparar y conseguir aperos de labranza, materiales y alimentos a la vez que se celebraba la romería. Hay que alabar la voluntad de los organizadores y las gentes de la parroquia de Oles que representan estampas de personajes típicos: el cura barrigón, el alcalde flanqueado por el picoleto del pueblo, virginales aldeanas en carro tirado por percherón y aldeanos de boina y faja roja de aparcacoches a dos aurelios la plaza.

El entorno, cerca de la iglesia como era lugar, tiene una lograda ambientación con atrezzo de balagares de paja, figurantes y detalles como un corral o un establo. Destaca sobre todo el carrusel a pedales que llama la atención y siempre sorprende.



Pero en cuanto al resto, no deja de ser un rastro con feriantes disfrazados para la ocasión y mercadotecnia de feria itinerante. Nada que objetar a que Oles haya entrado en el circuito de estos mercados que variando la vestimenta y la ambientación puede ser tradicional o medieval. Por otra parte en algunos estados de la unión se tildaría a alguno de los feriantes sencillamente de hippies.

Decepciona en ese sentido ya que lo que busca el visitante llevado por la fama es la recreación de un mercado de nuestros ancestros aldeanos. Poco tiene que ver con esa intención puestos de ámbar, de marionetas y de baratijas y abalorios artesanales.

Se hace necesario que la organización diseñara un espacio donde abundasen ejemplos como artesanos de herrería, citar la que hay a escala con un fuelle muy llamativo, pero separado por gremios o al menos una parte que fuese fiel al espíritu de la intención y no de los intereses mercantiles de unos puestos que aunque sirven de complemento te hace sentir en un rastro cualquiera con algo de glamour tradicional y cutrez enmascarada de lo habitual en cualquier mercadillo semanal de cualquier localidad de España.

 Por suerte las deficiencias se ocultan ante la falta de carencias, la buena voluntad de organizadores y vecinos que encuentran la complicidad del público, la mayoría ya fiel a la cita anual, y con nuevos visitantes cada año. Tal vez los precios de las hogazas de pan algo caras y esa sensación de haber estado ya en mercadillos similares pero que para el espíritu viajero se disipa al abandonarse al espectáculo de los artesanos en acción que crea una onírica sensación de falansterio al ver las piezas convertidas en metáfora de la plenitud de sus creadores y la expresión personal de cada uno que no se da en los procesos industriales y sus industrializados productos.


Felicitar a la organización, hubo acto protocolario de presentación con representantes de la corporación municipal y afluencia de público que permite ser optimista en cuanto al futuro de próximas ediciones pero que debe de dar un salto de calidad en contenidos para que el espíritu que llevó a su existencia, recrear un mercado de ámbito rural, no se convierta en una feria más de un circuito creado para hacer ventas…


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario