The Adversiter Chronicle

martes, 31 de enero de 2012

"Deporte sin porte", por F. O. Röffon


Una cacicada más: Preciado a la puta calle

¡Pues ya está! ¡Preciado despedido! Una alegría para esos forofos rojiblancos que son en realidad blancos o azul grana.

Supongo que gran parte de la afición estará feliz, los sportinguistas de verdad no podemos ocultar que la destitución del míster es el primer paso al descenso…

Preciado ha entrado en la historia del equipo y de la propia ciudad. Sin medios, cacicadas fernandinas dejando marchar los talentos, un presidente que ya resulta patético: ¡tenga dignidad para despedir a quien ya es leyenda aunque ahora sea el chivo expiatorio y no monte lacrimógenos numeritos para quedar bien ante la prensa. ¡Si el máximo “decisionista” y usted fueran un matrimonio, usted es un calzonazos!

 ¿Pero de verdad se puede aceptar, por muy de puta pena que juegue el equipo y pierda dando pánico, que el bueno de Iñaki Tejada va a hacer milagros?

Señor Fernández, mire usted buen hombre, si no tiene disposición a aflojar la mosca, no ya para atar a talentos, jugadores y no moneda romana, para traer un entrenador, ¡no me joda, no eche al que hay!

 Es un día triste para la familia rojiblanca.

Manolo, una noche de gloria te vi por Manuel Llaneza y te pité… Ya eres un vecino y un miembro más de Gijón. Yo no te hubiera echado porque despedir al trabajador cuando la empresa va mal por culpa de la dirección que no te da medios, es sólo una cacicada.

Ojalá algún día regreses porque eres animal de balón y no creo que aceptes un puesto en el organigrama rodeado de cretinos para ocultar al culpable…
Tenerte era un privilegio, perdona a la afición que al igual que los campesinos víctimas del mexicano Calvera, protestan cuando van bien y se irritan cuando van mal.
No te dieron medios y los que lograbas fabricar te eran desbaratados al final de temporada.
Suerte Míster.
F. O. R.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr.
http://theadversiterchronicle.org/





No hay comentarios:

Publicar un comentario