The Adversiter Chronicle

lunes, 17 de octubre de 2011

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre

Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

American Soldiers (Un día en Irak)

Irak, año 2004. Durante una salida rutinaria, una patrulla estadounidense se ve envuelta en una emboscada. Un escuadrón de jóvenes soldados americanos queda atrapado al otro lado de las líneas enemigas teniendo que enfrentarse a los Fedayies de Irak, enemigos declarados con poco que perder y un gran conocimiento de la zona, que harán que los soldados tengan que luchar desesperadamente por sus vidas en un encarnizado combate...

Claro, entre que es lunes, la crisis sigue galopando briosamente, nadie se atreve a decir que la paz conlleva generosidad con los vencidos en un país que pocas veces la tuvo con sus paisanos y sí con los extranjeros y al final E.T.A. , logrará escabullirse de su rendición incondicional condicionada por los tiempos políticos y políticos pasados de su tiempo, lees esta sinopsis del argumento de la peli y pica como he picado yo.

No sé el año de su rodaje pero es más o menos “reciente” dirigida por el desconocido, al menos para mi, Sidney J. Furie e interpretada por ilustres desconocidos, salvo para sus familiares, allegados y amistades como Eddie Della Siepe o Philippe Buckland entre restos de soldados del pelotón.

Bien rodada, aunque parece el episodio piloto de la serie aquella de la BHO sobre las vicisitudes de un pelotón de reconocimiento a bordo de sus Hummers, las secuencias de tiroteos, coches japoneses y todo terrenos orientales, los discursos del guión cada diez minutos y que los pobres no ganan para ataques de la insurgencia, no se percibe hasta muy avanzada la película la cutrez de la ambientación.

Y cutrez es el discurso subliminal, y a veces ni eso, que nos regalan los guionistas de los soldados atribulados pero pétreos en su fe de hacer lo correcto y que cuando se hace lo incorrecto siempre habrá un kameraden o un sargento con los hígados en las manos para recordarnos que la democracia y su implantación se queda atrás para volver sanos y salvos a casa y orgullos del sacrificio.

Pero por desgracia condimentar el plato con “Platoon”, Black Hawk Derribado”, “Stop & Lost “ y propaganda conlleva que posiblemente sea tan mala como “Boinas verdes”. Es cierto que no es atroz en su propaganda, pero cuando llevas viendo una hora te sientes estafado porque no te crees esa guerra que nos muestra. Puedes identificarte con los soldados, a fin de cuentas la humanidad es común a la misma aunque a veces la humanidad no sea ni ella misma, pero es sólo una película puesta al servicio de justificar las decisiones presidenciales y que hay malos y buenos entre el potencial enemigo.

Mucha escena de combate para mostrarnos que los vehículos del U. S. Army son cojonudos y resisten tropecientas granadas de carga hueca lanzadas con RPG´s, que los suboficiales son dignos de la Medalla de Honor del Congreso, aunque preferirían volver con sus chicos a casa, que el adiestramiento es cojonudo con una orgiástica batalla final a cuchillo, que la C. I. A. son una banda de hijos de puta torturadores pero no dejarles hacer su trabajo conlleva pérdidas materiales y humanas de forma que cualquier potencial vida norteamericana y aliada salvada justifica un interrogatorio sádico y torturador, que por cierto encima el verdugo de la C. I. A. tiene nombre español, no hispano, español...

Una mierda de película por desgracia que coge más de medio siglo de tópicos bélicos para que paletos blancos sin recursos se alisten y corran al banderín de enganche a la Caballería del Ejército americano.
Podría poneros frases antológicas pero el empacho me quita las ganas. Si esperáis ver un cuadro realista de la guerra en Irak, no la veáis porque lo que cuenta lo hemos visto en pantalla multitud de veces,

De forma que película para consumo interno USA y fanáticos del cine cuartelario pero si queréis ver una peli así, “El sargento de hierro” sigue siendo la mejor, pero sólo por el coñeo que se trae el Eastwood, consciente de que si la haces sabrosa, tal vez la juventud aliada europea se aliste a defender el imperio, pero hay que saber cocinar películas como las cocina el Clint Eastwood ya que, como pasa con “American Soldiers”, se queda tan solo es un producto de propaganda para el espectador objetivo.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV


theadversiterchronicle@hotmail.es





No hay comentarios:

Publicar un comentario