The Adversiter Chronicle

viernes, 14 de octubre de 2011

HEMEROTECA THE ADVERSITER CHRONICLE (2008-2010)

The Adversiter Chronicle: Crónicas deportivas del Argüero vs Quintes

2008 junio 20
 
13/06/08 “partido de ida”
Tarde inestable en el campo de fútbol del C.R.I. de Argüero. Imbuidos del espíritu futbolero de la Eurocopa y el presumible ascenso en el momento de escribir estas líneas del glorioso Sporting, saltaban al campo de juego l@s jóvenes y no tan infantiles atletas del once local.
Menos público que en partidos precedentes aunque entregad@s desde el principio…
Encomiable el trabajo del dibujador de las líneas del campo y al que los rumores confirman como próximo dibujador de líneas con el Sporting en Primera…
Comenzó el encuentro con las líneas bien precisas: buena colocación del Argüero y atragantones del Quintes en estos primeros compases. Abre el melón el Quintes con gol en propia puerta. A partir de ahí, dominio total del Argüero con mayor presencia física, inconmensurable Pablito, del Argüero e imprecisiones del Quintes con los jaleos, arengas y gritos desaforados de su entrenador…
Y es que cuando el “trainer” se dedica a arengar con idioteces, vivía él más el partido que sus jugador@s, el equipo deja de disfrutar para jugar con “miedo”, y eso en estos encuentros es un error fatal.
Destacar al conjunto arbitral donde “Nefasto” corrigió los errores de protagonismo con una buena colocación de las diagonales y un “dejar jugar” que se agradecía por el observador…
En resumen, victoria contundente del Argüero y espera con ansia del partido de vuelta en Quintes donde si siguen con el cenutrio de entrenador es de esperar otra contundente victoria del Argüero…

9/06/2008 “partido de vuelta”
Tarde casi veraniega en el estupendo multiusos escolar de Quintes donde se celebraba el partido de vuelta entre el Argüero y el equipo local. presencia numerosa de forof@s indígenas del lugar y poca pero bulliciosa representación de la afición argüerense.
Se presentaban l@s jóvenes y no tan niñ@s del Argüero con la vitola de invictos desde la temporada pasada en que desarrollando un buen juego de toque y excelente forma física había hecho morder el polvo de la humillación y la derrota a sus antagonistas deportivos.
Pero no estaban nuestros deportistas preparados para la “encerrona” que había preparado el Quintes…
Si lo normal es cambiar de entrenador cuando el equipo no funciona, los de Quintes optaron por tener un trato de favor en el deleznable arbitraje sufrido ayer por el Argüero…
Practicamente nada más empezar la contienda, porque eso era más que un partido de fútbol, se adelanto el Quintes con tempranero gol que hizo que la hinchada local jalease cual manada de orangutanes plateados en época de celo. Lejos de achicopalarse y amedentrarse, el Argüero hizo rápidamente la réplica por un auténtico golazo de Pablito, inconmensurable como siempre y bien flanqueado por sus compañer@s. Todo apuntaba a que íbamos a asistir a un duelo de titanes…
Pero la encerrona comenzó nada más sacar de centro el Quintes tras el gol y el árbitro “Mr. Einkauf” comenzó su cúmulo de arbitrariedad a favor del Quintes y el festival sancionador a l@s jugadores del Argüero…
Se disponía una de las estrellas argüerenses, Assier, a efectuar un saque de banda cuando Mr Einkauf, de blanco inmaculado tal vez para compensar su mal comportamiento, cede el balón al Quintes en un manifiesto ejemplo maestro de “barrer” para los de casa. Con una actitud chulesca desconocida hasta ahora en la “Liga de las (menudas) estrellas”, se dirige al incrédulo jugador argüerense con chulería, poderío y un tono rayando en lo obsceno (por el talante): “…la próxima vez sacas bien…” (sic). Brotaba la indignación hacía ya unos minutos entre la hinchada visitante cuando este saque “regalado” al contrario con alevosía y premeditación unido a las manera ordinaria e inadecuada de dirigirse Mr. Einkauf a Assier desató una ola de protestas ante la total impasibilidad del árbitro.
Se llegó al descanso con un 3-1, pírrica ventaja de los quintesos pese a los favoritismos del trencilla, tras una auténtica fanfarria de patadas como la sufrida por el aguerrido cancerbero del Argüero que recibió en su barriga las caricias de las botas contrincantes y que tuvo que soportar como no sólo no se pitaba la sanción correspondiente sino que los ultras de la hinchada local jalearon tal acto de antideportividad con aplausos y cánticos…
Se esperaba el segundo tiempo con indignación y rabia contenida en las filas argüerenses y confiados en que Nefasto arbitrara la segunda parte con la profesionalidad y línea recta de la que hizo gala en el partido de vuelta…
Carente de vergüenza y pese a las legítimas protestas por parte del cuerpo técnico del Argüero, saltó a arbitrar nuevamente Mr. Einkauf y un escalofrío recorrió las espinas dorsales de los allí presentes para arropar al Argüero…
Pero lejos de amedrentarse y con esa furia y potencia que lleva dos temporadas convirtiéndolos en un equipo practicamente invencible, Juán desde la propia puerta y casi a renglón seguido Pablito, enfervorizaron a la afición poniendo un 3-3 que dejaba patidifusos al Quintes, su fanática y antideportiva hinchada y a Mr. Einkauf en el mayor de los ridículos…
No tardaría este sujeto en volver a las andadas y se salió de madre cuando tras un impás con el festival de faltas no pitadas a favor del Argüero amonesta a Juán tras marcar el 4º tanto que ponía a los de Quintes por detrás en el marcador y le advierte en plan SS a un kapo de los hornos de cremación que el próximo gol asina, será invalidado si la pelota no bota antes de entrar en la portería contraria…
Botando estaba de felicidad y orgullo la afición del Argüero cuando Mr. Einkauf volvió por sus delirantes fueros y tras no pitar una falta sobre Assier dio por válido el 4º del Quintes que igualaba el marcador. Surge nuevamente Juán que marca un gol desde puerta con bote previo tal como mandaba Mr. Einkauf…¡¡¡Y lo anula redios, lo anula!!!
¿Pero de dónde ha surgido esta bestia avernal del arbitraje? No arbitra sus propias normas y encima adopta una posición a favor de uno de los equipos…En todos mis años de cronista deportivo no he visto algo asi desde los arbitrajes de Casajauana Rifá…¡¡¡Pero que tongo!!!
El Quintes que se veía con “carta blanca” en esta partida de naipes marcados aumentó la dureza de su nulo juego y Miguel acabó con sus rodillas en el suelo y tuvo que retirarse para recibir asistencia médica ante la ya desbordada indignación de un hincha argüerense que increpa a Mr.Einkauf por su descarada arbitrariedad y nulo arbitraje…
Llegados a este punto lo de menos es el resultado porque no mandamos a nuestros jóvenes y no tan niñ@s atletas del once argüerense a luchar contra un adulto sino a disfrutar de una tarde de deporte y promover la diversión sana haciéndoles gozar por unos minutos del juego en equipo. Pero cuando el protagonismo es acaparado por los adultos y no contentos con eso se erigen en protagonistas, vale más coger las mochilas y marcharse.
Acertadas las manifestaciones al término de esta contienda, que no partido, del entrenador del Argüero quien apesadumbrado por el bochornoso espectáculo manifestó a The Adversiter Chronicle:“…lo peor de todo esto es que los modos y maneras que l@s jugador@s aprendían sobre el terreno de juego luego era proyectado a sus formas y maneras en la vida diaria…
Coincidimos con sus manifestaciones y entendemos que Mr. Einkauf debió de pasar sus juegos escolares en una escuela de adiestramiento de perros para peleas ilegales, no se explica de otro modo su actuación y esperemos que al menos sea consciente de que convirtió lo que debía ser una fiesta en un recital de cualquier cosa menos diversión y juego limpio.
The Adversiter Chronicle considera que sería necesario dar por nulo el resultado en la Federación y entregar el trofeo al Argüero y que el Quintes le haga el pasillo como muestra de penitencia…

vean las imágenes en:
http://es.youtube.com/watch?v=xhZO3MkZ7SM

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario