The Adversiter Chronicle

jueves, 28 de julio de 2011

"TELEMIERDA INC."

Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Final de “Supervivientes”: ¡Que maravilla de auténtica auténtica mierda televisiva!

Se esperaba con expectación por parte de los yonkis de “TELEMIERDA INC.” la final de “Supervivientes”, el programa sado maso de Tele5 donde una serie de famosos, y un grupo de gentes de bien normales que diría Rajoy, son llevados de vivac a una paradisíaca isla faltos de la tecnología y servicios de la sociedad occidental, se les hace pasar hambre, se les empareja con gentes psicológicamente contrapuestas, hacen absurdas pruebas dignas de “tigres y leones” pero sin la gracia del Torrebruno y finalmente se llega al paroxismo de la final donde os aseguro que en esta edición se han superado.

Llegaban a la final tres pero al final fueron cuatro: la Sonia Monroe, una cuñada de la Rocío Jurado, la concursante famosa que le exploto una teta al saltar desde el helicóptero al agua en el inicio de la edición de este año, y la única finalista del grupo de gentes de bien que diría Rajoy, una tal Rosi.

Esa maravilla de comunicador de mierda que es Jorge Javier se ha ganado con esta final de “Supervivientes” ser de nuevo serio candidato a ganador del “Premio Ondas”. Su innato talento y astucia para enfrentar a los concursantes, corromperlos, alterar sus estados de ánimo y conducir el tiempo de un directo de denso contenido, sólo deben ser proporcionales al sueldo que se gana el notas. Nunca desfallece, cuando un tertuliano piensa que ya le ha cogido, Jorge Javier es cuando más se crece. Como en esta gala en que toreó con maestría y con bravura torera al morlaco de Aida, auténtica depredadora de segundos chupando cámara pero que empieza a tener signos de estrés. Hubo un momento en que parecía que Jorge Javier se quedaría noqueado y es entonces cuando el maestro alza los brazos y se pone a cantar destrozando a su rival en cuestión de segundos y aplausos del público haciendo que Aida se fuera indignada del plató...

Comenzó la gala según el guión y con las cuatro finalistas dando vueltas por el espacio aéreo cercano al plató en un helicóptero mientras se mostraban resúmenes de las protagonistas durante su estancia en la isla y un par de conexiones entre helicóptero y Jorge Javier. Cuando por fin aterrizan resulta que no hay cuatro finalistas y una de las cuatro deberá abandonar si así lo decide el veredicto de la audiencia...

¡Vaya pifostio que montó la Sonia Monroe cuando le comunicaron que quedaba fuera de la final! Os aseguro amigos y amigas que hacía eones que no cataba tal mierda televidente, que fanfarria de endorfinas, excitación sexual sado maso con rasgos fetichistas, auténticos pensamientos depravados rayando en el mal gusto viendo como la Monroe montaba su numerito de ataque de ansiedad consolada por la imponente hermosura, no tanto belleza, de la presentadora desde la isla que acompañaba a las finalistas menos una que al final no era.

¿Recordáis de vuestras fantasías onanistas a Paula Vázquez, la de “Aquí hay tomate” o la Belinda Whasintong, incluso a las chicas de Hermida, que cuando aparecieron por primera vez nos dejaban con la boca abierta y el palo de la bandera listo para una mano de pintura? Pues esta chica es la última joya de “TELEMIERDA INC.”
De rara belleza, pelo fascinante y cuerpo no del todo perfecto si la enfocan de frente a distancia, en las distancias cortas sencillamente te seduce y antes de que acabes de procesar que es toda mandíbula y es una belleza un tanto desconcertante, acabas entregado y cautivo de su gracia y su figura. Cuando consolaba a la Monroe, en ese punto en que ya no sabes cuando una de estas ladillas del famoseo cutre y casposo sólo por encima del frikismo están actuando, hubo un instante, tan sólo un instante en que s veía a una hermosa joven mostrando aún su magia adolescente y no pude evitar preguntarme qué sentiría al ver el daño que el circo de la mierda televisiva provoca en las neuronas de las concursantes...

Claro que la Monroe nunca destacó por la capacidad de sus neuro transmisores para no quedar bloqueados, pero su perreta de niña estúpida sólo demostró que ya se pensaba ganadora y no tenía espíritu deportivo amén de ser muy muy mala perdedora. Un asco.


Y llega la prueba final que ha sido el broche de oro y más de algún tarado se masturbará congelando la imagen de sus concursantes cuerpos sumergidos en la pecera donde debían aguantar lo máximo posible la respiración. Genial la cordobesa no famosa que simuló un ataque de pánico y luego va y aguanta más de medio minuto pasando directamente a la final. Para amantes de las estadísticas deportivas decir que la de la teta explotada aguantó 28 segundos y la cuñada de la Jurado 25.

Con esos tiempos, y habiendo la cordobesa pasado directamente a la final por haber superado la prueba de la pecera, era la audiencia mediante los típicos mecanismos de voto saca cuartos quienes decidían y decidieron que pasara la parienta de la tonadillera que finalmente ganaría el concurso en la votación final por el mismo mecanismo saca cuartos.


En resumen, auténtica y exquisita mierda televisiva que raya en una obscenidad pecaminosa cuando tenemos una alerta de hambruna y esta famosa pariente de la tonadillera se lleva 200.000 aurelios porque sólo comía cangrejos, pescados torpemente capturados y migajas como los espagueti donde parecían auténticos cerdos comiendo.
Mierda como podéis ver que supondrá todo un reto para Tele5 de superar en próximas ediciones aunque si conservan a Jorge Javier todo es posible.
¡¡Sencillamente fabuloso!!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://blogs.elcomercio.es/




  




No hay comentarios:

Publicar un comentario