The Adversiter Chronicle

martes, 3 de diciembre de 2019

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues

Aunque aún sigo adaptándome a las alturas, ya aprecio las vistas desde el acantilado. Veo palpitar un trocito de la ciudad a una distancia prudencial, más por el abismo de la cornisa que por peligro de que me vean, y ocurre una cosa cuando menos curiosa...
Sacio mi apetito de nicotina en dosis terapéuticas oteando el exterior y, ya anochecido y cenado, suelo acudir a la ventana y casi siempre veo pasar una ambulancia ora en una dirección ora en otra, que ambas direcciones llevan directos al hospital...
En realidad cada dirección lleva a uno distinto, en un sentido al típico hospital de cualquier ciudad y otro que siendo igual tiene la característica de ser la referencia en psiquiatría. Cuando la veo en dirección al primero puedo imaginar al o la paciente tumbada en la camilla; cuando la veo en dirección al segundo no puedo evitar pensar que el que circule rápido pero no veloz, con las luces encendidas de las sirenas mudas, apostaría una soldada a que lleva carne de Agudos...
He perdido un par de kameraden por el camino, de alguna forma el suicidio era una alternativa válida en sus mentes y no les juzgo por ello, tal vez no hubo ambulancia para ellos porque nadie se da cuenta cuando alguien decide suicidarse como alternativa. En mi caso no es una opción tirarse por la ventana como lo era en el búnker con la cornisa a metro y medio del asfalto, en el acantilado ver a las gaviotas volando por debajo de tu nariz ya es una seria advertencia de que no habría vuelta atrás o caer ileso aterrizando de pie. No es una jodida opción...
Supongo que hay cosas fugaces como el paso casi rutinario de una ambulancia con su sirena ululando y muda o que leas en el murió a una kameraden perdida en el Valle de las Sombras no dejan de ser fugaces pensamientos que se entrecruzan a medio camino del recuerdo y el dolor y que lejos de ser doloroso, que también, ofrecen una perspectiva que permite apreciar el camino recorrido, de girar la vista a la ventana y ver brillar el sol que aleja el nubarrón de tormenta emocional que volverá a pasar puntualmente como casi cada día ya oscurecido y cenado camino de un hospital, supongo...
Supongo que ya es Navidad.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     




No hay comentarios:

Publicar un comentario