The Adversiter Chronicle

lunes, 7 de octubre de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

GHVIP 2019: Quien a hierro nomina a hierro es nominado, las tres parcas pigitanas y una Adara que puede con todas y encandila a todos con Dinio expulsado y en plató alguno que huele a cuerno quemado

Parecía que con la expulsión de Hugo Castejón se acababa la diversión pero el concurso ha adquirido aires de tragedia griega tras salir nominado Kiko Kantinflas Jiménez y que su compinche saco de huesos, más conocido por Cejas, le haya clavado la misma puñalada que Kiko le espetó a Mila con su nominación sacando a Irene. Lo cierto es que en la casa todo eran cábalas pero daban por hecho que Cejas iba a salvar a su muy mejor amigo y meter a Irene. Al final, con la escusa de enmendar el error, entre comillas, de la traición a dúo a la Mila por su parte y de Kiko, dejó las nominaciones sin cambios para tirria y desconcierto de Kiko...

Un Kiko Kantinflas Jiménez que juega a Balmont y a las amistades peligrosas en un burdo juego de seducción con la ya casada y esposa de Estela. Una seducción tramposa que ha jugado con la buena fe de la damisela y donde por desgracia ella ha caído sin darse cuenta y sin parar en la cuenta de que el visionado de las imágenes de la amistad para ella, estrategia de juego para él, está causando verdaderos estragos en su esposo que no es otro que el inefable del Diego Matamoros que ya prepara los papeles de divorcio, que ya advierte de que no volverán a habitar juntos bajo el mismo techo y una Sofía Suescun que prueba dosis intravenosas de su propio jarabe cuando es ella concursante...

Kiko arruina el concurso de aquellos a los que se arrima y tras joder el concurso del cejas, se ha cargado el de Estela y posiblemente su matrimonio con el Matamoros. Es un galanteo burdo, de chulo mantenido que apuesta todo a la complicidad de la audiencia y donde el galanteo caballeresco pasa a ser galanteo feudal aprovechando el encierro en el castillo y el aislamiento de la moza que lo encomienda todo al espíritu de Gran Hermano mientras Kiko busca llevarla a su alcoba cuando no meterse él mismo en la de ella con su santa madre justificando las excursiones al lecho de Estela en que su hijo es sonámbulo...
Es como aquel que declaró en el juicio que su parienta se cayó siete veces sobre un cuchillo de cocina.

Convertida la relación en una especie de tensión sexual no resuelta, que se decía antaño, entre el pelanas televisivo del Kiko y la inocencia doncellesca de la Estela, es en el plató de las galas donde está la miga del asunto. Por una parte una Sofía que ha visto como su pareja la manda a freir vientos porque seguramente Sofía le es infiel (Sic), pero que sigue con dignidad defendiendo a su amado que es en realidad un jeta que se ha pasado un verano de puta madre a su costa pero que en realidad no la ama. Y está el Matamoros, que ya se agacha por instinto cuando pasa por una puerta y que flipa con el comportamiento pseudo lidibinoso de su aún esposa. Lo cierto es que Estela y Kiko viven la relación hombre-mujer bajo los parámetros de su generación y parece que el Matamoros hijo viene de tres décadas atrás con sus códigos de ofensa matrimonial. Estela no hace nada que no hayamos visto antes ni el Kiko ha creado una estrategia genuina. Al final pasa lo que pasa en matrimonios de calentón y el problema de esta generación, que no es tal, es que además del santo matrimonio están el rollito de fin de semana, el rollito de noche de discoteca y que por fin una generación de mujeres vive su sexualidad con la misma libertad y libertinaje que antes era coto reservado de los machos alfa. Seguramente se precipitaron al casarse porque ella no es consciente del voto de fidelidad y él parece renegar de la generación a la que pertenece...
¡Pero que maravilloso espectáculo telemierdoso de cornamentas e infidelidades!

Rubens tenía Las tres Gracias, Charlie tres ángeles y la casa de GH VIP tiene tres parcas: la Noemí, la Irene y la completamente desarbolada y atontada para el concurso de una Alba Carrillo que se desconcierta a ella misma. Se hacen llamar las pigitanas jugando con los vocablos pija y gitana pero sería mejor decir pijitanas porque parece que están en una eterna fiesta de pijamas en un internado sureño. No hacen nada salvo estar delante del espejo como actividad de su concurso, se lían en engarros bizantinos con profusión de lloros, lagrimones y carencia de mimos. Alba está atónita de ver cómo la Mila y el Joao se arriman a la sombra de la inconmensurable Adara, divina en su concurso cual Juana de Arco, que ha ganado en serenidad respecto a su anterior paso por la casa, que planta cara y lanza en ristre se defiende de los continuos ataques de Alba y sus parcas, de Kiko y sus falacias. Una mujer en suma que resalta el infantilismo de Alba Carrillo que no sabe qué hacer para recuperar a Mila, al italiano y salir del bucle en que ella solita se ha metido...
Decepción con Irene que hace un concurso gris de falsas apariencias y con esas manías y puntazos de quien sigue la dieta vegana.

El expulsado esta semana ha sido el Dinio, personaje pintoresco de más pintorescos procesos de pensamiento mental. A medio camino del típico concursante friki de cada edición, con pingaratas del típico concursante cuchufletas de cada edición en competencia con el maestro de no acertar una del Joao y que al final despierta empatía con su acento cubano, su aparente falta de luces y sus argumentos confundidos. Pero ha hecho un buen concurso y supo siempre mantener su independencia y ser leal a la Adara cuando era la apestada de Mila, que como siempre ha cambiado de bando y opinión y ahora es la muy mejor amiga de la antes maldita. Pero lo cierto es que Dinio decía verdades como puños y su único lunar en su paso por la casa es que se dejaba adoctrinar por el lamentos del Antonio David, aunque lo bueno del Dinio en este caso es que su abstracción mental le hizo inmune a las ocurrencias del ínclito padre de los hijos de Rociito Carrasco...

La terna de nominados esta semana son dos pesos pesados como Adara y Kiko Kantinflas Jiménez acompañados del peso pluma de gallina del Joao. De momento las apuestas dan por fulminado por la audiencia a Kiko aunque apostamos a que se va Joao porque la trama con Estela aún puede dar mucho juego y algo de cornamentas, contando que la majestuosa Adara siga contando con el favor de la audiencia que siempre premia a las luchadoras en solitario. Claro que ver a los Matamoros, hijo y padre, en plató con el seductor de sombrilla playera del Kiko puede ser un acicate para expulsar a un tipo televisivo al que sólo su santa madre ve como un santo varón, sonámbulo invasor de lechos conyugales y caballero español donde la culpa es toda del Cejas...
¡Al menos eso dice su santa madre!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                        





No hay comentarios:

Publicar un comentario