The Adversiter Chronicle

sábado, 6 de octubre de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

GH VIP 6: Aramís a la calle, Omar nominado por incitación delictiva en el pedete alcohólico de Mirian, Garó está que explota y Jorge Javier con su actuación al espectador agota

Segunda expulsión por decisión de la audiencia y, para alivio de la misma, ha sido la nada bruja pero sí coruja televisiva de la Aramís. Dicen los eruditos del formato que apuntaba maneras de finalista, pues debemos ser ciegos porque su actuación, porque no otra cosa es la bruja Aramís más que una actuación, ha sido deleznable, estafa al espectador y tomadura de pelo a la productora que la dejó hacer no hacer absolutamente nada en la casa. Puede descontarse, no siendo muy estrictos, su actuación y logros a la hora de hacerse con la empatía de un grupo de supersticiosos y supersticiosas que son los habitantes en esta edición y sacar promesas de subsidio económico al sonado de Omar...

Aramís se ha limitado a escuchar para captar, aconsejar para tantear y finalmente el numerito de pedir ser nominada con la desfachatez de afirmar antes de salir definitivamente, que si la vuelven a meter, pues vuelve. Charlatana, cuentista e ilusionista de la superstición cuyo paso por la casa sólo aumenta la sensación de que si era petarda en Hotel Glam, no sólo sigue siéndolo sino que además se ha vuelto plasta con sus teatrillos de salud delicada y sujétame que me caigo, de amores platónicos que aburrirían a Platón y unas turras jugando a sabedora de mundos ocultos que sencillamente aburren, cansan y agotan. Lo de mostrar sus vergüenzas y sus partes, es de reconocer que es una mujer sin complejos, pero como concursante deberían demandarla por estafa, caradura y jeta...

Sigue la tortura emocional de Chabelita ya que su ex-, el sonado de Omar y de su muy mejor amiga en la casa, la Techi, han consumado y de forma alegre su traición hacia ella en forma de fornicio y hacer el concurso en base a su relación con la hija de Isabel Pantoja. Omar se dedica a comer, cagar y follar y Techi sigue con sus vaivenes metafísicos donde entre revolcón y revolcón con Omar se acuerda de su pareja afuera que la ha mandado a freir espárragos por teléfono y en directo para deleite de yonkis de la telemierda. El comportamiento existencial de Techi raya en lo patológico con esa obsesión que le es imposible de ocultar por sus hechos de envidia patológica a Chabelita. Dio la turra y agotó las neuronas de sus compis en dos días, al Omar ya lo perdió y le ha vuelto a recuperar dejando la sensación de que Techi buscaba ser la protagonista en minutaje, que no ganadora final, y está quedando a la altura de la mierda, no la televisiva, de la otra...

Y Omar ha sido protagonista de un hecho que nos obliga a ponernos serios y que merece, no la nominación automática como sucedió, su fulminante expulsión. Pero la productora ha preferido castigo suave y además sin decirle el porqué. Los hechos son que una de las fiestas donde hay trasiego de alcohol, la buena de Mirian se puso de pedete lúcido camino de pedo en forma de pedal y al Omar no se le ocurre otra ocurrencia que decirle incitando a Asraf con preguntas de si no le gustaban las mujeres para que aprovechara la vulnerabilidad de Mirian en estado pedo para violentarla. Porque hablamos de un asunto de violación, de boga gracias al caso de La Manada en Pamplona. Pero es un toque de atención de unos machos alfa digitales que ven normal aprovecharse carnalmente de una damisela si está pedo...
 
La bomba de relojería anímica con patas que es el Garó, ya emite fumarolas y sonidos guturales inquietantes de que su lava interior está a punto de salir en violenta expresión verbal y gestual. De momento ha conseguido que la tribu de haraganes de viceversos y viceversas acaben haciendo alguna tarea, al final faenarán las adultas porque el resto en horario matutino no reciben, en horario vespertino están de proceso digestivo y en horario nocturno ya no son horas de faenar. Además el Garó está hasta los cojones de que invadan su espacio de cocinillas y los demás están hartos y hartas de su dictadura de cocinillas, aunque se alimenten gracias a él, pero recibe mal las críticas y cuando estalle en erupción...

Pocas cosas que comentar de una edición cada vez menos VIP y sí más birriosa. Son todos y todas unos auténticos muebles, en argot del formato, y la miga está fuera de la casa en otros platós, porque lo más interesante es que la Hoyos y Mirian han entablado relaciones diplomáticas por un ardid del concurso, pero al menos hablan sin dar bochornosos espectáculos. El resto pues Suso y Aurah de sultán él y concubina ella que busca promesa de que la haga sultana, lo de Techi y el Omar carece de sensualidad alguna y tiene el erotismo de un burdel de carretera filipino. El ex- de Oriana (piensa que se recuerda su paso por otros programas pero nadie de su nombre se acuerda), sigue con el Darek la ley del mínimo esfuerzo, tomar el sol, hidratarse y parecer pareja en las Juventudes Hitlerianas, uno paranoico de no ensuciar la ropa y el otro mucha musculatura fotogénica pero poca fortaleza ya que en la cuerda justito de fuerzas, cuando baila se asfixia después y cualquier esfuerzo muscular continuado de más de dos minutos le hace desfallecer, además como está avisado de la parienta de que no se le ocurra tontear, se limita a estar sentado, levantarse para tumbarse, tomar el sol...

Los nominados esta semana son el Omar por nominación disciplinaria, Mirian que si pasa el tercer corte consecutivo presenta credenciales de potencial finalista y el boicot hacia ella la convierte en ganadora como sucede en estos casos, Verdeliss que parece un pez fuera del agua rodeada de larvas de mariposas y el Asraf. Puede salir cualquiera, debería ser Omar y así es de esperar que la audiencia castigue ejemplarmente un comportamiento que incita al delito pero que su mentalidad no capta como tal y sí como parte de la fiesta de turno que se tercie...

Y acabamos con Jorge Javier que es pésimo como presentador que actúa porque acaba siendo mal actor y peor presentador. Una prueba de su decadencia es que trató al entrevistar a la expulsada ya en plató de Aramís a que mostrara su ser, que dejara el personaje y no lo logró. Porque el Jorge Javier presentador sí lo hubiera logrado, pero al convertirse en presentador que actúa, una actriz como Aramís no se muestra ante un colega de escenario. La audiencia pierde conocer quién está detrás del personaje de turno y el programa pierde un presentador que además se empapiza cuando actúa y recibe comunicaciones por el pinganillo...
¡Jorge Javier vuelveeeeee!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
                                                                               





No hay comentarios:

Publicar un comentario