The Adversiter Chronicle

martes, 23 de octubre de 2018

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje en el sofá

El viajero llega a casa tras ser compaña en visita al especialista a un sitio que al viajero le ha llevado al recuerdo, comenzando uno de esos viajes que surgen de improviso, sin avisar ni síntomas de su inmediata presencia...
El viajero estaba en la sala de espera y de repente el moderno edificio y la moderna planta de consultas al especialista, tras fijarse sin querer, en uno de esos inevitables momentos que surgen en toda sala de espera donde no piensas nada y piensas en todo, así sin querer los modernos tabiques desaparecieron, las modernas sillas desaparecen y el viajero tiene una perspectiva visual de alguien que ve como un niño, una sala enorme con innumerables sillas y el viajero pregunta a su compaña el nombre del médico de cabecera que le trataba de niño. Cuando recibe la respuesta, el niño se ha hecho hombre y la perspectiva visual vuelve a la normalidad, a la moderna sala de espera de modernas sillas, pero el viajero ya no logra apartar esa triste levedad del ser aunque el viajero ya aprendió a ignorar la tristeza y recrearse en los matices que fugazmente vuelven a la memoria, el peso del tiempo y el paso del polvo que se ha posado sobre la imagen...
Llegado a casa, desembarazado del traje urbanita, cómodo en zapatillas y un café en la mano, el viajero se sienta en el sofá y prosigue el viaje iniciado en la sala de espera, ha bajado la persiana y sintonizado NEBULOSO*...
Trata de recordar al médico, lo intenta con tesón y sin embargo recuerda que tenía el pelo canoso, que sus pacientes le llevaban siempre un presente a la consulta, pero no recuerda su voz ni sus rasgos con definición, ocultos bajo un tenue velo. El viajero sabe que el tren del recuerdo desaparece igual que aparece pero no le entra ansiedad de retenerlo por más tiempo, hay que dejar que se vaya para que vuelva de nuevo y de inesperada manera, pero mientras medita el recuerdo ya se ha ido, todo vuelve a sus parámetros y la realidad vuelve a filtrarse por la cortina y la ventana con la persiana medio bajada, lo suficiente para que ilumine y permita fugaces sombras que se mueven sin ser vistas, que afloran de las sepulturas, que saludan y se van dejando al viajero en su sofá con la taza de café en la mano...
El viajero ha regresado y el recuerdo ya sólo es otro recuerdo...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                        


No hay comentarios:

Publicar un comentario