The Adversiter Chronicle

martes, 13 de junio de 2017

El señor Puigdemont pone fecha al desafío de la legalidad vigente: Análisis


Con la colaboración de Palomino Gargajo Bilioso
En exclusiva para The Adversiter Chronicle

Finalmente la clase política secesionista y su mascarón de proa, el señor Puigdemont presidente de Cataluña, nos sorprende tras el rechazo internacional a su iniciativa ilegal azuzando a la ciudadanía de ideas independentistas, que no es lo mismo que ser secesionista, a enfrentarse a las hipotéticas fuerzas del desorden que acudan a anular las urnas...
¿Táctica de búnker en Berlín de abril de 1945?


-¡Vaya galimatías Palomino, vaya galimatías! ¿Habrá referéndum, ein?

-No lo habrá como tal porque no de dan las mínimas condiciones para serlo. Es comparar, salvando las distancias sangrientas, esta convocatoria de la clase política secesionista a la ciudadanía independentista es tan referéndum como desarme las pantomimas de ETA que pretenden hacer pasar por tales. No lo habrá y por tanto no será lo que pongan en escena ese día porque es ilegal. Al final se camufla de consulta cívica ante las autoridades competentes y se sigue con el discurso de que es referéndum para consumo propio como ETA hace en sus puestas en escena de desarme, sin que falte nada, desde observadores, o supuestos, internacionales y sobre todo una masa que responde al llamamiento, siento decir que engañados y estafados aunque ahora no sepan verlo.

-¿Qué quiere decir exactamente? Lo digo porque para lectores no iniciados, las lectoras son más inteligentes, puede parecer que como dijo Guardiola es España quien se impone sobre Cataluña...

-Guardiola duele como dolió ver a la infanta, es un personaje querido y admirado en su profesión y puede manifestarse como ciudadano, otra cosa es que sus palabras suenen a chirigota porque parece que vive en otro, no digo país, digamos Estado. Lo que ocurre es que el plan secesionista pasaba por la aprobación y el reconocimiento internacional a las tesis que el señor Puigdemont pregonó a gastos públicos pagados. Sólo les queda su masa de votantes, no han firmado documento alguno y además se incendian los titulares con tambores de guerra como que a la ciudadanía no le harán ni cosquillas. El señor Puigdemont quiere un mártir ciudadano, el político ya lo tiene en el señor Mas que sí tuvo la valentía de ser coherente y firmar el documento pertinente afrontando las consecuencias. Ahora necesitan un héroe, un muerto en la urna y a poder ser por la Guardia Civil o el Ejército.

-¿Por qué hemos llegado a este punto de enfrentamiento no ya entre españoles sino entre catalanes?

-La Transición logró que las generaciones en democracia tuvieran libertad, educación y oportunidades. Libertad es que haya catalanes independentistas porque han podido ser educados en coordenadas que no se dan en otras comunidades autónomas, o regiones o terruños, al gusto del consumidor. Educación son la prueba porque cada comunidad ha podido reforzar su propio ente etnográfico territorial sin, hasta ahora, grandes divergencias pese a interferencias como el terrorismo etarra, crisis económica y el alcance en política de la revolución digital e Internet. Oportunidades todas, como el resto de compatriotas, y eso incluye que tengan aspiraciones independentistas, pero por desgracia los políticos secesionistas no están a la altura. Menos mal que no hay un general secesionista con unidades al mando formadas por tropa catalana porque el señor Puigdemont sí que no dudaría en hacerles intervenir. Tiene una tropa de funcionarios que van a terminar pringando y una masa de votantes dispuestos a llegar a la violencia. El señor Puigdemont es un mal político, un pésimo líder y dispuesto a sacrificar un mártir si tiene la suerte de que se tercie.

-Es usted un poco duro...

-Es que la última gracieta ha sido pretender chantajear al Congreso de los Diputados. Eso no es ser demócrata, es otra cosa y es un insulto a la inteligencia, la propia y a la suya que son sus votantes y quienes han tragado el anzuelo del supuesto referéndum que ni es tal ni es legal. Yo no sé si la Fundación Carter aprobaría las triquiñuelas secesionistas que venimos soportando el resto de ciudadanos, cuando interesa sí y cuando no es avasallar, cuando apoyan se hace y si no hay apoyos se hace igual. El secesionismo y sus políticos han llegado al tramo final de su recorrido y sólo es certeza decir que el beneficiado el día 2 de octubre será el señor Oriol Junqueras y que la anómala coalición de burguesía, anarquistas y anti sistema estará desintegrada. Han apostado, han jugado sus cartas y han perdido pero en lugar de reconocer meteduras de pata prefieren que sus votantes crean que es España que no les comprende.

-¿Habrá hostias, jaleo y algaradas?

-Afortunadamente las fuerzas de orden público y la clase funcionarial son personas, ciudadanos que no tienen ánimo de violencia como era la década de los 30´s del pasado siglo pese a que se compara que salvo Cataluña el resto de España sigue en 1939. Es absurdo y todo esto es un absurdo. Nadie discute una consulta, nadie discute que una parte quiera la independencia, pero queda otra parte y luego el resto de las partes que somos todos. Al final se colocarán urnas y habrá votantes, pero es una puesta en escena...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 
 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario