The Adversiter Chronicle

jueves, 18 de mayo de 2017

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

SPECIES (1995)

Cada década tiene sus inolvidables de cada género, algunas ya son leyenda desde su estreno y otras ya apuntan maneras y se afianzan como tales según pasan las décadas. Por otra parte es siempre refrescante y agradable ver a actores y actrices ya consagrados en el presente pero que eran aspirantes a estrellas y meritorios de reparto que en su momento eran casi novedad sus rostros en la pantalla e imprescindibles ahora en cualquier producción de cierto postín...

La película que traemos hoy cumple los requisitos anteriores, cierto que sin el oropel de un Alien el 8ª pasajero pero como exponente de los 90´s del género de ciencia ficción, ha tenido secuelas y demás pero este primer film de la saga sigue resultando tan agradable de ver como cuando vemos de nuevo Terminator y aceptamos el desfase de los efectos especiales porque son dignos de entonces y tanto el guión como la dirección resultan un producto atractivo al espectador.

El reparto es de primera y un buen pulso narrativo del director, tal vez algo chambón el final aunque se soporta la narración de acontecimientos en base a efectismos que logran su propósito y diálogos cargados de humor soterrado, con personajes dibujados lo suficiente para que no parezcan superfluos o de relleno, cada personaje del grupo que trata de capturar al bicho tiene su personalidad y complementan al resto. Comenzamos por la fémina Natasha Henstridge en plenitud de belleza juvenil pero ya adulta que no se corta a la hora de enseñar teta, pero su desnudo no resulta gratuito y sí da credibilidad a su personaje, otra cosa es que nos ponga como burros en primavera, que también, para qué negarlo.

Un trio de protagonistas masculinos dentro del protagonismo coral del grupo encabezado por un Ben Kingsley, maestro de perfilar personajes con una simple combinación de movimiento de párpados y sutil mueca facial, devorando la cámara, eclipsando al resto si comparte plano y magistral su cachondeo cuando su personaje entra en bloqueo y prefiere incinerar a parte de su equipo antes que romper el protocolo de actuación.
 
Un Forest Whitaker buscando su consagración interpretando a un vidente al que hace creíble gracias a su manera de vivir los personajes que se transmite en su interpretación, movimientos corporales que sustentan sus muecas y expresiones. Además está genial cuando llega a la escena del tren donde está el cadáver de la revisora, la pared llena de masa sanguinolenta y el caos de todo ataque devorador alienígena y tras echar un vistazo tiene la videncia de que ha ocurrido algo terrible...

Finalmente un joven Michael Madsen ahora ya consagrado, tal vez sin ese gran papel que siempre se espera pero fundamental en cualquier reparto en que haya participado aportando profundidad, agradable a la retina del espectador, encasillado quizás, pero solvente y creíble en sus papeles y que se prodiga en muecas y gestos de macho alfa seductor que lejos de resultar ridículos, lo son pero con la complicidad del espectador que cae rendido ante el talento coral de una película con el encanto de la serie B y la magia del recuerdo cuando ves fotografías de hace tiempo, ya lejano, ya cercano, pero siempre ido...

Nos lo hemos pasado muy bien con su revisionado y seguramente os pase lo mismo con un producto de los que ya no se hacen porque las trucas y las historias han cambiado pero que mantiene su atractivo gracias a toques de humor, algún que otro susto y esa magia de los efectos pre-digitales que por alguna razón siempre nos atraen y que sorprenden a las generaciones digitales. Un exponente del género de los 90´s que pese a su aparente vulgaridad queda en el recuerdo y que gana con el paso del tiempo y eclipsa las secuelas y precuelas que los efectos digitales posibilitan y donde la industria trata de seguir explotando el filón del éxito.
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 

 
 
 
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario