The Adversiter Chronicle

lunes, 21 de noviembre de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

La Roja se lleva tres puntos a la butxaka, los carbayones mantienen el pulso y el Sporting se postula como candidato al descenso

Si alguien albergaba dudas sobre si los rojiblancos íbamos a pasarlas putas esta temporada, la última derrota en casa contra una competitiva Real Sociedad debe servir para despertar de un sueño inducido por la directiva, el mandamás, el propio entrenador y parte de culpa de la prensa que se dejó llevar por los resultados de inicio, brillantes pero un espejismo donde los rivales aún estaban arrancando y camufló la deficiencia competitiva de la plantilla, y no fiscalizó ni informó basándose en la realidad.

Yo ya lo dije en anteriores artículos, equipín de viejas glorias descuidando la cantera, despilfarrando como antes de ser unos mierdas insolventes y engaño a la afición por parte de la directiva e incluso el entrenador vendiendo la moto desde el pitido final del último partido de la pasada temporada de que ésta era casi imposible descender...
Además parece que se vuelve a viejas formas y maneras de antaño, cuando éramos competitivos y de Primera y se derrochó patrimonio material y humano, se llevaban comisiones por cojitrancos para finalmente ser carne de Segunda. Por un lado, y no es cachondeo, el dueño que se pone sueldo de presidente... Esto es como si en el trabajo te despiden y el jefe y patrón se auto contrata para cubrir tu puesto, vale, aceptamos calamar como animal de compañía pero es que ni siquiera merece cobrar un sueldo a tenor de los resultados...

El modo del mandamás del Sporting es un modelo caducado y la tendencia de equipos de élite que son equipinos pasa por capital inversor porque si algo han demostrado los actuales mandamases es que no están haciendo bien sus funciones y carecen del valor o de la visión necesaria para ver la realidad. El presente y futuro pasa por la cantera de Mareo aunque ello implique descender de categoría porque de sueños vive el tonto de los cojones y tras nueve derrotas seguidas y con pésima imagen competitiva hay que prepararse ya para trayectoria de colisión y posible impacto.

Abelardo es posible que no coma los turrones como míster si viene otra derrota, siempre rompe la cuerda por ahí, pero si ocurre y alega que él no es responsable de fichajes y demás gaitas, también podrá ser acusado por la fiscalía forofera de seguir la pantomina. Yo no me trago que él no viera que se estaba fichando mal pero deberá aclarar si luchó por no fichar cojitrancos y defendió tirar de la cantera. Algo falla en este Sporting y echar al míster para callar su boca sólo demuestra que la era del actual mandamás y sus métodos son obsoletos e ineficaces.

Y los de Oviedo siguen manteniendo el pulso y se mantiene colocado en posiciones para luchar por el ascenso. Ya tuviéramos nosotros un inversor como tienen ellos aunque me da en la napia que se lo están jugando todo a una carta, al menos la euforia y optimismo parece que mantenerse en la categoría ya no es objetivo y sí el ascenso. Buena noticia deportiva si lo logran pero mala para el Sporting que perderá la vitola de equipo de Asturias por no hablar de cachondeos y chanzas entre aficiones...
Sería la guinda a la nefasta gestión del máximo accionista y su avatar en la presidencia, eso sí, cobrando, hay que tocarse los cojones.

Terminar con una Roja donde se ha podido ver ante Macedonia un plantel renovado que salvó el trámite y sumó tres puntitos así como contra Inglaterra vimos un amistoso donde La Roja muestra buenas sensaciones, falta de asimilar y conjuntar el sistema sin faltar apelar a la heroica para arañar un empate que siempre sabe a gloria contra los hijos de la pérfida Albión. Hay que trabajar pero es savia nueva con hambre de triunfos y juventud competitiva.
Tiene buena pinta esta Roja.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
                                                     



theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario