The Adversiter Chronicle

martes, 22 de noviembre de 2016

"Bits a bits", suplemento vídeo consolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Aquellas revistas de vídeo juegos

Hoy quiero viajar al pasado, que siempre es un viaje a la nostalgia, para si os quedan dudas sobre si sois demasiado carrozas para retomar el hábito de vídeo jugar y para las generaciones digitales hablar de lo que fue un fenómeno en el neolítico de la industria. Me refiero a un producto editorial que de alguna forma logró crear entre sus compradores un espíritu común reforzado por los estándares de Spectrum, Commodore y MSX.

Resulta difícil en estos inicios de la Revolución Digital imaginar un mundo, una adolescencia y primera juventud, sin conexión a Internet y ya no digamos que ni siquiera existiera. Además del boca a boca y la publicidad así como algún loable intento de formar clubs como trató Philips con su MSX y pese a la imposibilidad de dialogo entre ordenadores, existió otro nexo común con unas revistas de periodicidad semanal o quincenal de precio asequible donde aparte de alguna noticia sobre el mundillo tenían el irresistible atractivo de tener juegos que había que programar comando a comando.

En su apogeo los lectores y lectoras mandaban sus propios programas para compartirlos amén de la propia revista con sus propios juegos que llegaron a complementarse con cintas de cassete que traían juegos que podías modificar. La imaginación era fundamental porque en portada podías ver por ejemplo una nave espacial y título de juego tan rimbombante como, por ejemplo, Carguero Espacial y que tras un par de horas escribiendo comandos quedaba en escueta ambientación en ocasiones poliédrica y efectos de sonido...

Pero mientras se disfrutaba del contenido y ver los envíos de los lectores y lectoras era muy estimulante para la sensación, era inevitable pensar que en algún lugar alguien también estaba disfrutando de programar y jugar, soñar con ordenadores comunicados entre sí y jugar era una ensoñación de futuro que ni siquiera se vislumbraba. Todo ello acabó con la llegada del ordenador personal y sistemas operativos que dejaron obsoletos los sistemas populares de entonces pese a que Microsoft prometía ese futuro con el estándar MSX.

Aunque seguiré recomendando juegos de libre acceso en Internet que motiven a retomar el hábito, es hora ya de que la sección evolucione al tiempo actual y recomendar juegos para vídeo consola. En aquel entonces no se imaginaba que ordenador y vídeo juegos no compartirían artefacto, pero el resto de la historia ya la vivís. Sirva este recuerdo al pasado de homenaje y motivación para quienes seguís la sección para retomar el hábito o iniciarse tras lustros ajenos a los vídeo juegos y para el resto que miren cómo era aquello que hoy es ya parte de nuestro mundo y de nuestras vidas.

Si encontráis un vídeo juego interesante, atractivo o digno de comentar podéis escribir a la dirección de correo y se citará en los artículos amén de recomendarlo. Pero llevamos ya un tiempo en Internet y creo que os he recomendado una serie de juegos que si no para todos los gustos, que alguno haya sido de vuestro personal gusto y si logro transmitirlo al final acabareis adquiriendo una vídeo consola, a las que dedicaré el próximo artículo y último de 2016 para empezar 2017 compartiendo juegos de Internet y de consola.
Eso sí, recordar si aún os resistís a probar o retomar la sana costumbre que:
¡Quien no se consuela es porque no vídeo juega!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

                                                     



theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                 


No hay comentarios:

Publicar un comentario