The Adversiter Chronicle

jueves, 3 de noviembre de 2016

"Memorias de la Transición", por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

EL PÁJARO BLANCO

Cada vez me maravillo más de la mente humana, ahora que estoy postrado en una silla de ruedas me percato, soy consciente, de como mi mente de forma ajena a mi consciencia pero influyendo en ella, me hace caminar sin falta de piernas por escenarios grabados en mi memoria...
Hoy he salido a la calle, ya sé que me diréis, como me dice el terapeuta, que debo socializarme, salir al exterior, al asfalto...
Asumir que mis piernas están muertas, todo se reduce a eso, todo reducido al mero hecho de asumir y aceptar la silla de ruedas. Supongo que lo hago sin querer, un mecanismo de adaptación supongo...
El caso es que he salido al exterior, he viajado en autobús, una de esas ventajas de una sociedad refalfiada en el consumismo y su bienestar inherente: los autobuses de altura variable que se inclinan de lado y permiten subir la silla de ruedas por una rampa, incluso puedo abrochar un cinturón de seguridad, cosas comunes que se tiñen de integración y sólo te recuerda que eres una anomalía, un extraño entre extraños... Un minusválido, una máquina defectuosa con grado de minusvalía...
Hacía eones en mi memoria y casi un lustro en el calendario que no observaba la ciudad desde un autobús municipal. La ciudad ha cambiado, tal vez lo correcto sea mutado, no sé si a mejor o peor, supongo que simplemente cambia como cambian las personas que la habitan. La ruta pasa por la vieja estación de tren ahora convertida en museo. Pero en mi recuerdo es la Estación del Norte y estoy en el andén con mis mayores esperando el Pájaro Blanco que iba a Blimea...
Luego llegó la autovía y el viaje en coche sustituyó al tren. No recuerdo mucho, sólo que era de color aluminio, que llegaba a Blimea y que representaba algo que en mi inocencia infantil sólo llegaba a percibir como una sensación extraña por no encontrarle significado...
Vista desde la ventanilla del autobús municipal, anclado a su interior por el cinturón de seguridad que me recuerda lo vulnerable que soy en comparación al resto de usuarios que viajan conmigo, la vieja estación parece más pequeña de lo que la recuerdo en mi memoria...
Tal vez sea que yo era el pequeño, el canijo... Tal vez la ciudad ha crecido, lo intuye mi mente... tal vez sea que aún puedo sentir el ansia de ver partir el tren, su blanco aluminio exterior, el misterio de verle pasar y sin embargo no recuerdo su interior...
Me bajé en la parada y ya quería volver a casa...
Antón Rendueles


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
                                                     


theadversiterchronicle@hotmail.es
 
                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario