The Adversiter Chronicle

martes, 19 de agosto de 2014

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

PODEMOS: ¿Podremos soportarlo?
Supongo que al leer el título algún lector y pocas lectoras, que suelen ser más inteligentes, pensará que me refiero a soportar a PODEMOS pero nada más lejos de la realidad: me refiero a si podremos soportar el acoso y bombardeo al que nos someten a la ciudadanía los mass media, los grupos empresariales de comunicación y el sistema.

Desde que una desconocida formación política con un sistema diferente de debate, conocimiento entre ciudadanos e intercambio de ideas y sobre todo desde que les arrebató la mitad de los votantes a las grandes formaciones políticas, asistimos a una campaña que destroce a ojos de la ciudadanía el aura de PODEMOS y sobre todo de su cabeza visible y garganta de portavocía el joven Pablo Iglesias.
Para cualquier demócrata el fenómeno PODEMOS es una consecuencia natural del 15M que no engaña a nadie que quiera no ser engañado: es de tendencias izquierdistas y al menos su portavoz es un neo revolucionario que aspira a un estado socialista hasta llegar a un comunismo de estado. No ha de servir de excusa su apoyo al entorno ETA cuando en su doctrinario es un movimiento de liberación y no un grupo terrorista asesino de inocentes.
Sin embargo no toda la ciudadanía esta digitalizada, una gran parte de la mayoría silenciosa, esa que inclina la balanza en la jornada electoral, sólo le llegan fragmentos, titulares grandilocuentes advirtiendo de un nuevo peligro, de que seremos la Venezuela de Europa, que ETA se librará de pagar por sus pecados y en definitiva que si PODEMOS llega al poder se acabará esta España nuestra que tantas veces ha sido acabada para seguir igual...

La realidad es que de tanto demonizar lo que el sistema va a conseguir es que los cientos de votos que PODEMOS pierde cuando el joven Pablo Iglesias tiene un micrófono, los miles cuando cándidamente PODEMOS vasco sale en rueda de prensa argumentando un cambio de trato a los presos terroristas y demás manifestaciones de su ideario, serán compensados por los miles de nuevos votantes que cumplen edad para votar en 2015 y no pudieron en las europeas, independentistas traumatizados del choriceo bajo la senyera, nostálgicos de la URSS y anti sistema varios...
El problema con PODEMOS es que parece que el sistema no capta el mensaje, no entiende que se piden reformas estructurales entre la ciudadanía y sus representantes. Es cierto que si se logra inculcar miedo a la sociedad, ésta suele reaccionar votando a quienes garantizan estabilidad, pero es un arma de doble filo inocular miedo a la ciudadanía, podría darse el caso de que siendo los que pregonan el terror los mismos que permiten prevaricadores y robo de caudales públicos, que la ciudadanía decidiera que no se merecen el beneficio de la duda y sí lo que tanto miedo les causa.
Ha ocurrido otras veces.

Una vez más la ciudadanía deberá buscar por sí misma la objetividad que no le brindan el cuarto poder en España y la clase política que duda de las bondades para sus vidas de puestinos de más de ocho años, que saben que no ganarían puestín si fueran elegidos libremente y un sistema interno de partidos donde priman las siglas y no las personas.
Estamos ante un horizonte esperanzador ante el revulsivo que supone PODEMOS, ya hay formaciones políticas que juegan con el vocablo para vender libros de su líder, pero de momento el sistema se dedica a ponerles en la picota del sensacionalismo y la verdad a medias cayendo en la subjetividad de la ignorancia y no querer ver por uno mismo. Pero sólo logran convencer a quienes ya están convencidos y atraer a quienes nunca pensaron ser atraídos por PODEMOS...
Tiempo al tiempo.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 


theadversiterchronicle@hotmail.es
          
                                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario