The Adversiter Chronicle

martes, 12 de agosto de 2014

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre



Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

ALERTA MAXIMA (1992)
Una excusa para hablar del inefable Steven Seagal

Estaba claro que había que dedicar un artículo a este personaje que es el Steven Seagal ya que ocupa un lugar en el panteón de los héroes de acción a mitad de la escala por debajo del Stallone y el Swarzeneger pero por encima del Lundgren y el Van Dam (o cómo bowlings se escriban sus nombres) igualado a otro inefable como el Chuck Norris...
El tipo empezó bien con aquella del antiguo comando de la CIA en Viet Nam y aquella otra en que se enfrentaba a una pandilla de jamaicanos y su jefe que eran en realidad gemelos y les daba el don de la ubicuidad a sus alucinados miembros...
Hemos escogido ésta porque la están reponiendo y supone en realidad el zenit de su carrera como personaje de acción pese a que habría secuela y aquella otra donde trata en Alaska de proteger a los esquimales de Alaska y la escena en que monta a caballo hace sentir piedad por la pobre bestia que carga con lo que parece en pantalla un arcón congelador sobre una silla de montar en el pobre jaco que jadea pidiendo misericordia, tal es su arte de equitación.
Y es que pese a su jeta, cada vez más cebón hasta llegar a su patético estado actual, su rollo de que siempre es un ex agente de la CIA que no presume de ello pero está deseando decirlo, sus movimientos de manos en plan budista zen y ataque de vaca loca, sus coreografías de peleas donde pone cara de ido psicopático para acabar rompiendo un codo o una rótula y su rollo con las titis a medio camino de misticismo y picha brava en horas bajas sencillamente satura.
Pero siempre tuvo duende como esta película que sirve de muestra: producciones sin llegar a cutres, rodeado de buenos actores y con gancho en la taquilla y tía buena a su sombra. En esta ocasión se nota lo corto de producción en las escenas en la borda que se nota que es de un barco amarrado a puerto y no el Missouri; flanqueado por dos actores simpáticos al espectador como el Tommy lee Jones y ese malo que nos enamora que es el Gary Busey; y lo mejor de la
peli, la fermosa, seductora, mmm... elevadora de espíritus y descensos a los infiernos de las fantasías sexuales más perversas que era Erika Eleniak, que seguramente no os suene pero la recodareis de bañador rojo como salvamento playero y sobre todo por esta película donde enseña por unos segundos sus tetas y principal razón para el equipo de cata cinematográfica de la redacción para ver la película...

Está preciosa, sencillamente preciosa.

El argumento es una tontería muchas veces vista: en este caso un buque de guerra que es tomado por comandos renegados de las agencias de inteligencia donde secuestran a la tripulación y el cocinero que era ex- SEAL a base de tortazos y mamporros resuelve la situación, defiende el pabellón USA del enemigo interior y al final besa a la chica de tan tremendas tetas...

Lo cierto es que la buena de Erika está de florero y sólo se justifica su presencia por la
escena en que enseña el pechamen y el beso final del Seagal que no viene a cuento porque se pasa el metraje dándole la turra sobre lo que tiene qué hacer y qué no hacer, adiestramiento de tiro con subfusil a marchas forzadas... Pero de repente en la última escena le mete un morreo a la Erika que hace pensar que el Seagal es un tipo afortunado.

La película se salva por el Lee Jones y el Busey que bordan sus papeles de tarados institucionales porque si fuera por ver al Seagal sencillamente dejaríamos de verla cuando sale al inicio en los títulos de crédito su nombre.

Recomendarla si no la visteis como ejercicio de masoquismo y si sois onanistas compulsivos o camino de ello, pillar el DVD, o mejor en cinta VHS, para ver una y otra vez las tetas de la Erika, un rostro hermoso y posiblemente una actriz desaprovechada aunque en los primeros planos y a medida que avanza el film se notan estragos de su rostro, cosa que nos pasaría a cualquiera si tenemos que aguantar la turra del Seagal....

¡Pero que tetas, por los clavos de Cristo, que tetas!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario