The Adversiter Chronicle

sábado, 15 de diciembre de 2012

"Ajedrez", por el profesor Rufus Cjësswick

 
Una sección del profesor Rufus Cjësswick en exclusiva para The Adversiter Chronicle

 

El momento de la verdad: el bautismo de fuego

Un saludo queridos lectores y lectoras. Agradezco a The Adversiter Chronicle que aprovechando las entrañables fiestas navideñas, me emociono al recordar a mi madre preparar la Nochebuena clandestinamente y sin que los informadores del Partido Comunista supieran de los preparativos en nuestra casa de Ojców, en el valle del rio Pradnik…

 Que distintas ahora las navidades en la soledad de Agudos y sometido a contención…

Pero gracias a la intermediación de The Adversiter Chronicle por fin el Comité de Evaluación de Cordura Cognitiva de la Unidad de Psiquiatría de Agudos ha tenido a bien darme un permiso de navidad y poder volver a donde es posible que un plebeyo sea mariscal, un don nadie miembro de la realeza, el campo de batalla donde de nadan sirven los méritos y las culpas, los pecados y los actos misericordiosos: el ajedrez, queridos amigos y amigas, el ajedrez.

 ¡Montar en vuestro helicóptero de Control de Misión Operativa!

Observar el campo de batalla. Jugamos con el Ejército Negro. Ante nosotros, un campo de batalla de ocho líneas, cuatro las ocupan los respectivos antagonistas, visto desde nuestro frente tenemos en primera línea el grueso de nuestro ejército; la segunda línea y vanguardia formada por 8 Divisiones de Infantería, numeradas de 1ª a 8ª empezando por nuestra izquierda.

 El enemigo blanco mueve su 5ª División de Infantería, vanguardia de su Cuerpo de Ejército, la reina; podemos observar que lanzan un avance. Hemos de decidir mover nuestras tropas, para ello avanzamos una línea nuestra 2ª División de infantería. Con ello logramos dejar paso para un futuro avance de la 1ª Aerotransportada: el alfil sobre casilla negra. Su desplazamiento al lugar que ocupaba la 2ª División de Infantería deja abierta la posibilidad de acechar su flanco derecho…

Pero no es tiempo de cavilar más de lo necesario, hay que ver que hace el enemigo ante todo. Recordar que un profesional nunca da por cerrada una opción pero sabe cuándo el plan debe modificarse. En el ajedrez como en la guerra, nunca salen los planes como están previstos pero a diferencia de la guerra el ajedrez puede llegar a ser un caos pero desorganizado.

 
El enemigo desplaza su 3ª División de Infantería y se coloca a la par de la 4ª. Parece que el adversario trata de bascular lo que parece el inicio de una ofensiva en el espacio a la derecha del campo de batalla.
Haremos avanzar nuestra 5ª División de Infantería dos líneas, esto permitirá que si deciden atacar y destruir a la 5ª División de Infantería,  podrá avanzar y aniquilar nuestro Cuerpo de Ejército su avanzada 3ª División de Infantería.

 El enemigo no es tonto ni incauto: desplaza una línea a la 5ª División de Infantería cubriendo a su vez a la 4ª en caso de ataque y con camino libre a su costado para su Cuerpo de Ejército si fuera necesario. Lo más aconsejable es hacer nosotros lo pensado para la 1ª Aerotransportada y la desplazamos a la segunda fila cubierta en su frente por la 2ª División de Infantería.

 

¡Un movimiento inesperado del enemigo: avanza su 1ª División de Infantería dos líneas!

Puesto que estaréis simulando la batalla en vuestro tablero, observar lo que ello significa de maniobra audaz por su parte y de las posibilidades tácticas para nosotros…

Llega el momento de aplicar la geometría del ajedrez contra la frialdad matemática de la computadora. Desplazamos una fila a la 7ª División de Infantería, repitiendo el mismo dibujo táctico del flanco izquierdo al tener posición para desplazar a nuestra 2ª Aerotransportada. Mas detener vuestro helicóptero de Mando Táctico sobre el campo de batalla, ¿qué observáis?

Exacto, nuestro despliegue de Infantería crea una forma simétrica, puede que no captéis la magia y eficacia de tal simetría y sobre todo de cuánto representa de la capacidad del cerebro humano de ver analogías en las formas, una ventaja ante el cerebro electrónico que dirige el ejército blanco…

El enemigo desplaza al 1ª de Artillería: el caballo; una unidad versátil y a la que debemos evitar que siga avanzando y ponga bajo su fuego a nuestras unidades. Para ello, analizamos cual puede ser su siguiente movimiento táctico con dicha unidad y nos cubrimos el culo desplazando una línea al 8º de Infantería. Pero su 1º de Artillería destroza sin piedad nuestra 5ª División de Infantería y se planta a media distancia de nuestro Cuerpo de Ejército, aún sin amenazarle pero bien cubierto en sus flancos por su infantería. Debemos seguir el plan previsto y desplazamos a la 2ª Aerotransportada. Si fuera necesario sería sacrificada para que neutralice la artillería enemiga y salvar la posición que ocupa…

 

¡El 1º de Artillería se retira ante la amenaza de nuestra aguerrida Aerotransportada! Al igual que los soviéticos en Stalingrado en 1941, hacemos retroceder a las hordas enemigas y detenemos lo que parecía una ofensiva en toda regla, pero ha desplazado su artillería esperando un fallo por nuestra parte. Ahora puede que al final seamos derrotados, pero el sacrificio de la 5ª de Infantería ha sido vengado.

Ahora con la ofensiva blanca detenida y lejos de caer en el triunfalismo y la fogosidad de movimientos consecuentes, lo primero es cubrir el frente de nuestro Cuerpo de Ejército llenando el hueco dejado por la extinta 5ª División de Infantería. Nada mejor que el 2º de Artillería.

Parece que el ejército blanco pese a no tener bajas nos ha cogido respeto, nuestra agilidad de decisión parece decirles que Stalingrado no será fácil de tomar. Siguen teniendo mayor capacidad de maniobra y han mermado nuestras fuerzas pero ver como la 2ª Aerotransportada estaba dispuesta a combatir hasta el final para neutralizar el avance de su artillería ha hecho que se lo piensen dos veces y desplazan su 1ª Aerotransportada a cubrir el frente de su Cuerpo de Ejército.

¿Debemos actuar de manera ofensiva o defensiva?

 

Un análisis aéreo del campo de batalla nos muestra que el ejército blanco está mejor desplegado que nosotros, pero recordar que nos superan en Infantería, por tanto debemos tomar posiciones y tratar de llevar al ejército blanco a movimientos tácticos que su Servicio de Inteligencia interprete como preparativos de una ofensiva cuando en realidad nos disponemos a posicionarnos para la defensa. Si funciona el plan se desgastará en escaramuzas que nos darán ventaja estratégica y si hay suerte en superioridad de fuerzas combativas…

Avanzamos la 4ª División de Infantería dos líneas.
 

El enemigo decide avanzar una fila a su 3ª de Infantería, hábil desplazamiento que deja cubierto el flanco derecho de la 3ª por la 4ª de Infantería y en el flanco derecho deja terreno para su temible 2º de Artillería…

Atacamos con nuestra 2ª División de Infantería a su 3ª, sin hacer prisioneros, pero la batalla ha empezado y terminado: su 4ª de Infantería avanza una casilla bien cubierta desde su posición retrasada su ya famoso 2º de Artillería.
 El enemigo está logrando descolocarnos y que peligren las comunicaciones entre nuestras unidades. Debemos tener la mente fría y neutralizar el avance sin hacer peligrar más unidades, pero de momento las fuerzas están equilibradas en pérdidas aunque se nos hace necesario organizarnos tácticamente…

Se huele la batalla que va a tener lugar.

 

Desplazamos al 1º de Artillería frente a nuestro Comandante Supremo, desde su base de tiro podría neutralizar el avance de la 4ª División de Infantería del ejército blanco a la vez que reorganizamos nuestra segunda línea a la espera de poder aprovechar los defectos del contrario.

El ejército blanco responde desplazando su 2ª Aerotransportada al frente de su Comandante Supremo. Las unidades de élite y objetivo de ambos bandos, defendidos frontalmente por la artillería nosotros, por sus fuerzas aerotransportadas el enemigo.

Súbitamente nuestro 1º de Artillería pulveriza con fuego a su 4ª División de Infantería y se prepara para un duelo artillero con su homóloga blanca con nuestra 2ª Aerotransportada lista para contraatacar mientras dispara liquidando a nuestra 1ª de Artillería… ¡Pero huyen del duelo artillero y se repliegan con el marcador a nuestro favor y la vuelta dada a la tortilla con pérdidas por su parte de dos divisiones de infantería por una sola de las nuestras.

Hemos logrado el repliegue enemigo, anular definitivamente su ofensiva y sólo con pequeñas escaramuzas…

Es hora de demostrar que somos superiores, es hora de preparar la madre de todas las batallas…

Es nuestra hora queridos amigos y amigas, nuestra hora.

 

Hemos de consolidar el terreno ganado y para ello enrocamos rey con la 1ª Unidad Acorazada. El Comandante Supremo queda bien resguardado por las siguientes unidades: 1ª, 2ª y 3ª Divisiones de Infantería en punta de lanza a sus flancos y frontal.

Este nuevo dibujo defensivo puede permitirnos desplazar y maniobrar con las unidades del flanco derecho y afianzar posiciones hacia el centro del campo de batalla, pero cautos y sin fiarnos…

 

En lo que parece una maniobra de diversión y a la vez una amenaza latente a nuestro Comandante Supremo, el ejército blanco desplaza su 2º de Artillería a la tercera fila por delante de su 5ª de Infantería que cubre a su vez la izquierda de su Comandante Supremo. Pero respondemos desplazando nosotros nuestro 1º de Artillería quedando ambas posiciones de tiro artilleras una frente a la otra separados por la tierra de nadie con un largo de dos filas del campo de batalla.

Contraviniendo a nuestro Servicio de Inteligencia, parece que el ejército blanco va a presionar la posición de nuestro Comandante Supremo, como si quisieran hacernos creer que el eje de la batalla se desplaza al flanco izquierdo de nuestro ejército…

¿Un ardid para desplazar nuestras unidades y pillarnos desprevenidos? Una observación aérea así parece indicarlo, pero el Servicio de Inteligencia aconseja que no hagamos caso, que es una maniobra de distracción y el ataque se producirá por el centro o el flanco derecho…

Hemos de decidir.

 

Lo primero que vemos al analizar nuestras posiciones es que la 7ª División de Infantería se halla aislada por delante de la 6ª. No es posible cubrirla ya que desplazar a la artillería o aerotransportadas en su apoyo haría peligrar estas valiosas unidades…

Comunicamos a la 7ª que es imposible el envío de refuerzos y se preparen para resistir hasta la última gota de su sangre si es necesario y no logramos llegar hasta ella…

No obstante y para que no decaiga su moral, la 2ª Aerotransportada se coloca entre ambas a la vez que cubre al 2º de Artillería. Aunque llevamos la iniciativa nuestra disposición táctica es vulnerable. Perder una unidad, saber que la perderemos, siempre llena de dolor el alma…

Pero somos profesionales, así que seguimos adelante y el enemigo responde con movimientos en su retaguardia: desplaza a la derecha a su Comandante Supremo.

El Servicio de Inteligencia da el análisis de que el Ejército Blanco renuncia a un ataque por el flanco izquierdo y acosar nuestro Comandante Supremo y planteará batalla al centro con movimiento envolvente sobre nuestro flanco derecho…

 

Tomamos la iniciativa desplazando al 1º de Artillería por delante de la 4ª División de Infantería, esperando que el enemigo , su Servicio de Inteligencia, interprete que acosamos a su Comandante Supremo.

La respuesta no se hace esperar y desplaza su Cuerpo de Ejército al lado de su 1ª Unidad Acorazada amenazando con neutralizar nuestra artillería pero la 3ª de Infantería se desplaza dos casillas y la cubre de la poderosa amenaza que se cierne sobre ella… El enemigo desplaza a la izquierda a su Comandante Supremo. Ha comenzado una silenciosa calma de movimientos estratégicos que amenaza como la calma que precede a la tempestad.

Movemos nuestro Cuerpo de Ejército para quedar detrás de la 4ª de Infantería, el enemigo está siendo obligado a maniobrar en base a nuestra amenaza, si comete un fallo táctico será ahora el momento de aprovechar ya que desplaza su 2º de Artillería delante de su 6ª de Infantería.

Es el momento de plantar batalla:

Avanzamos la 3ª de Infantería en un error de movimiento y su Cuerpo de Ejército aniquila fulminantemente nuestro 1º de Artillería y la cagamos.

No tenemos más remedio que hacer avanzar dos casillas al frente a la 1ª Unidad Acorazada pero rápidamente su 2ª Aerotransportada se desplaza. En medio del caos, nuestra 2ª Aerotransportada lanza un ataque sorpresa que permite acabar con la 1ª División de Infantería del ejército Blanco que responde inmediatamente moviendo su Cuerpo de Ejército quedando así el teatro de operaciones:

 El Cuerpo de Ejército blanco da jake a nuestro rey a la vez que amenaza nuestra 2ª Unidad Acorazada que será irremediablemente perdida al mover nuestro Comandante Supremo detrás de la 1ª Aerotransportada…

Arriesgamos y colocamos nuestro Cuerpo de Ejército enfrente del suyo, duelo de titanes colosos que si acepta el envite perderemos ambos pero equilibrando fuerzas, eso dice nuestro Servicio de Inteligencia que fallando una vez más en sus análisis, sólo logra que perdamos la 2ª Unidad Acorazada, nos de jake de nuevo y volvamos a cubrir a nuestro Comandante Supremo con nuestro propio Cuerpo de Ejército.
Si el ejército blanco decide la aniquilación mutua, quedaremos en inferioridad en todos los frentes: táctico, estratégico y de unidades operativas…
Un desastre.

 Tras el ataque mutuo de Cuerpos de Ejércitos ambos acaban aniquilados. El suyo tras destrozar al nuestro por la 1ª Unidad Acorazada que queda como unidad más poderosa de nuestro ejército. Las pérdidas a estas alturas de la guerra y tras el primer choque armado de importancia son pesimista a nuestros intereses y perjudicial para lograr la victoria:

Pérdidas del enemigo: un Cuerpo de Ejército y tres divisiones de infantería

Pérdidas propias: Un Cuerpo de Ejército, la 1ª y 2ª Unidad de Artillería, la 2ª Unidad Acorazada y tres divisiones de Infantería.

 

El resultado es que sólo contamos con seis divisiones de infantería, dispersas entre sí, carecemos de apoyo artillero y aunque conservamos la 1ª y 2ª Aerotransportada, es cuestión de tiempo que el computador nos abrase.

En este momento abandonamos y capitulamos ante el ejército blanco…

 

Ya habéis tenido vuestro bautismo de fuego. Hasta que me concedan otro permiso, coger vuestros tableros y analizar la guerra librada. Tal vez logréis poneros ya contra el computador, pero como vuestro Servicio de Inteligencia sea tan ineficaz como el mío, estáis condenados a ser carne de jake mate.

Pero en cuanto logre salir otra vez del psiquiátrico, seguiremos con la segunda partida de las diez de bautismo de fuego

 Siga las lecciones de ajedrez del profesor Rufus Cjësswick en:
http://theadversiterchronicle.org/profesor-ruffus-cjësswick/

 

 The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/







 
theadversiterchronicle@hotmail.es
 





 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario