The Adversiter Chronicle

jueves, 5 de septiembre de 2019

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje a primero de septiembre

Cuando el viajero se retiró a dormir a esa hora maldita en que los bares están a punto de cerrar, que cantaba el poeta, hacía una noche de agosto, de verano con el cielo estrellado. Cuando el viajero se despierta y se asoma al cristal de la ventana tras subir la persiana, hace un día gris, lluvioso de ritmo cadencioso que empapa el alma si te quedas quieto a la intemperie; un día que es el primero de septiembre y como queriendo dejar claro que se fue agosto, que se va el verano y se anuncia el otoño con el día nuboso, la mañana gris, fuera una declaración de principios de septiembre...
El viajero sale a la calle, un viaje corto hasta el kiosko, que está en la esquina. No hay nadie en las aceras, si acaso una solitaria bicicleta cuyo ocupante pedalea a buen ritmo con la escusa de no mojarse y la ventaja de estar vacías de peatones las aceras. Piensa el viajero que no es día de andar en bicicleta ni las aceras para que circulen por ellas, aunque recuerda el viajero cuando tenía bicicleta y sabe reconocer el recuerdo de libertad que era pedalear en las vacías aceras, tomando atajos que no tiene el asfalto. Pero ahora el viajero es usuario del coche de San Fernando y en lugar de sensación de libertad le viene a la mente el angustioso pensamiento de una pierna escayolada por atropello de bicicleta, cosas de la edad, piensa para sus adentros el viajero, pero no tanto en su caso que sigue pedaleando aunque la bici no tenga ruedas y le lleva a ninguna parte donde las fronteras las marca el pensamiento...
Le gusta al viajero comprar el periódico los domingos. Porque vienen más hojas que leer, más suplementos y casi un estatus porque el viajero tuvo muchos domingos en los que no podía leer el periódico tranquilo y sentadito en el sofá. Son domingos que el viajero no considera perdidos y ahora recuperados, es sólo el solitario e íntimo placer de haber alcanzado un anhelo, de los que no tienen importancia, de esos pensamientos que te embargan y te hacen soñar con leer en el sofá cuando la lectura era un vistazo rápido, a veces fugaz, en la barra del bar tomando un café porque era domingo y tocaba trabajar...
Camina el viajero de regreso y da una vuelta a la manzana, triste y solitaria a diferencia de un día por semana, como si se hubiera detenido el tiempo, y el viajero no deja de librarse de la perplejidad que le causó acostarse en agosto y despertar en septiembre...
Llega el viajero al portal y echa un último vistazo a la calle, teñida de gris y bañada por una fina llovizna mientras se cierra la puerta del portal y enfila el viajero al ascensor.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    







No hay comentarios:

Publicar un comentario