The Adversiter Chronicle

martes, 10 de septiembre de 2019

"Bits a bits", suplemento vídeoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

SNIPER ELITE 4
 
Hace casi un año que traía la tercera parte del título de francotirador y me había dejado una grata sensación:
https://theadversiterchronicle.blogspot.com/2018/09/bits-bits-suplemento-videoconsolador.html
Así que aprovechando que PSPLUS, plataforma del sistema mediante suscripción y al que dedicaré un artículo aparte, ofrecía la descarga de la cuarta parte, pues ni corto ni perezoso me puse a descargarlo y disfrutar del mismo. He de decir que me lo he pasado muy bien ya que a las bondades de la tercera parte le han corregido defectos y aumentado sus cualidades donde el jugador o jugadora deberán pensar de manera táctica y donde el sigilo es parte fundamental.

La acción está ambientada en los prolegómenos de la invasión aliada de Sicilia en que seremos parte protagonista recopilando información de las armas anti buque secretas de los nazis, desbaratar sus instalaciones y neutralizar cuantos oficiales y tropas nos encontremos por el camino. Combates urbanos por las callejuelas, bases secretas y búnkers sin que falten blindados y vehículos a motor que deberemos destruir. No falta recopilar algún que otro objeto y los escenarios sin ser mundo abierto sí que son amplios y nos permitirán con la ayuda del mapa establecer estrategias de infiltración y en ocasiones cambiar de estrategia.

Yo he jugado en el segundo modo de dificultad, sin asistencia de tiro, y es francamente emocionante y requiere concentración para que no te liquiden, porque los nazis tienen puntería. Disponemos de armas cortas y largas, diversos tipos de fusil de francotirador, una panoplia de armas auxiliares tipo granadas, minas terrestres, dinamita y botiquín más vendas que nos permiten recuperarnos de las heridas. Lo del fusil tiene miga porque a veces nos vendrá de perlas uno semi automático y en otras ocasiones las contundencia balística de un buen fusil de cerrojo. Al comienzo de cada misión en el modo campaña podemos seleccionar el equipo que mejor se adapta a nuestros gustos y preferencias aunque la munición es finita pero podemos buitrear en los cadáveres de los enemigos para hacernos con sus armas y munición. Lo mejor es eliminar a todo nazi viviente porque algunos tienen cartas que debemos recopilar para conseguir puntos y ascenso...

Por si fuera poco, hay la posibilidad de jugar en línea de diversas formas. Yo entré en el modo de todos contra todos y realmente es muy sugestivo disparar a un contrario humano, a su avatar y no al generado por el programa. La competencia es feroz y aquí el sigilo y el pensamiento táctico son imprescindibles. A mi me mataron tres veces antes de cobrar mi primer objetivo y, confieso, que mirar por el objetivo y apuntar sabiendo que es otro jugador, fue un momento especial porque era primera vez, así que dejar las reticencias y probar porque la conectividad y jugar contra otros y otras usuarios es el presente inmediato donde algunos títulos recientes ya prescinden del modo campaña, aunque en mi opinión no debería desaparecer tal opción, que conste.

Título entretenido y que recomiendo si os gusta la modalidad de juegos de disparo y excelente título para perder el miedo a retomar la sana costumbre de vídeo jugar. Yo me lo he pasado pipa y te quedas con gana de más, lo cual es la mejor recomendación que se puede hacer de un vídeo juego, un libro o una película. Para disfrutar en la piel de un francotirador infiltrado en territorio enemigo en el confortable escenario de la II Guerra Mundial con excelentes gráficos y una acción que no decae en ningún momento y sin complicaciones a la hora de elegir el equipo. Así que dejaros de tonterías y traumas post vacacionales y a vídeo jugar, que como siempre os digo: ¡Quien no se consuela es porque no vídeo juega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario