The Adversiter Chronicle

sábado, 21 de septiembre de 2019

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Convocatoria de Elecciones Generales

Nueva convocatoria a las urnas tras los infructuosos intentos del señor Pedro Sánchez de encontrar apoyos para aprobar su investidura. No podía ser de otra forma siempre y cuando quienes podían permitir la investidura se negaron ya desde la campaña electoral y en apariencia nos encontramos de nuevo en la casilla de salida donde se vende a diestro y siniestro que la ciudadanía está cansada y aburrida de ser llamados a las urnas y diestros y siniestros se descargan de culpa y cargan en los otros la irresponsabilidad...

Esa moto repetida hasta la saciedad, aunque ahora entonen un mea culpa pero en voz bajita, del hastío por votar, es un insulto a toda persona que cree en el sistema democrático. Quienes se han mostrado incompetentes han sido los partidos, en una miopía interesada para ocultar que se llenaron tanto la boca en decir en campaña electoral que no pactarían ni con Dios ni con el diablo que cuando el veredicto de las urnas dictó que era necesario diálogo y consenso ya no podían retractarse. Así, siempre discutible y mejorable su estrategia, el señor Pedro Sánchez se encontró un ala derecha de los diputados que le negaron el pan y le escatimaban la sal. En el ala izquierda, querían negociar el pan y poner precio a la sal; en ambos lados las posiciones eran inamovibles aunque nos han dado las tantas oyendo durante todo el verano que uno debía ceder, el otro debía claudicar y el de más allá echando la culpa a todos.


Los extremos, Vox y Podemos, jugando sus cartas: presencia mediática, sacar ventaja de su endeblez en votos en un caso y fuga con pérdidas en el otro; un PP que trata de consolidar a su líder, atraer votos fugados y quitar la imagen de corruptela del partido mientras que Ciudadanos traicionó con sus hechos la confianza que le otorgaron sus votantes. Los nacionalistas siguen con su juego mientras claman que no les gusta el tablero de juego aunque el PNV tiembla ante un nuevo repunte recesivo en la economía que pille de nuevo a España con el paso cambiado por no tener un gobierno estatal estable y los secesionistas ilegales catalanes siguen engañando a sus votantes con manifestaciones que ya sólo creen los acérrimos, engañados también por el prófugo Puigdemont y los líderes de la intentona secesionista ilegal en prisión esperando la sentencia por sus hechos secesionistas donde lograron primero engañar con un imposible, luego adoctrinar en la falacia y por último arrojarlos frente a las fuerzas del orden con el camelo de un derecho a votar lo que era un entramado ilegal. La jugada les salió mal porque no hubo muertos y por tanto no hubo mártires para la causa, pero de ese delito deberán ser juzgados por sus propios votantes cuando se percaten de que todo era una farsa política y vivir de la misma.

Las consecuencias de este tiempo perdido en negociaciones estériles son pocas pero fundamentales. Por un lado que las promesas de la derecha de no pactar con la extrema derecha eran sólo promesas vacuas ante un escenario sin mayorías absolutas tanto a nivel de gobierno estatal como autonómico y municipal. Por otro lado, el empecinamiento del señor Pablo Iglesias en montar un Estado dentro del Estado siguiendo el fracasado modelo socialista revolucionario, camuflado de conciencia social. Así tenemos que, mientras que Vox sí acepta negociar en su ámbito ideológico, Podemos sigue empeñado en aparentar que ha ganado votos cuando en realidad los ha perdido. La sensación para la masa votante, esa que quita y otorga mayorías absolutas, es que nadie ha dado su brazo a torcer y ahora es el tiempo en que esa masa votante valore si merece la pena ir a votar y si votan si merece la pena repetir la orientación de su voto...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    


No hay comentarios:

Publicar un comentario