The Adversiter Chronicle

martes, 11 de junio de 2019

OBITUARIO

por Antón Rendueles

NARCISO IBÁÑEZ SERRADOR, director de cine y realizador de televisión

Ha fallecido días atrás quien es un referente de la memoria colectiva de varias generaciones que mamaron la televisión analógica. Memoria de quienes eran jóvenes, adultos, mayores e infancia, recuerdos de veladas nocturnas de viernes donde los habitantes de la casa se reunían mientras sonaba la canción de inicio de Un, dos, tres, responda otra vez...
No me ha pillado de sorpresa enterarme de su fallecimiento, la última imagen que recuerdo de su persona era el de un hombre vapuleado por la salud; sin embargo Chicho Ibáñez siempre está presente en esos recuerdos de entonces, el concurso duraba un montón y para un niño eran horarios prohibidos por semana, sus contenidos convertían el concurso más en un cabaret de provincias que en un concurso puro, aunque todo giraba alrededor de los premios que se iban sucediendo a medida que las parejas concursantes descartaban opciones. Había ocasiones en que una pareja concursante no nos caía bien y te alegrabas si se llevaban la calabaza, si aquella otra pareja tan simpática conseguía el coche por no hablar del premio gordo en forma de piso u apartamento...
Escuchaba estos días a una reconocida profesional del medio televisivo que añoraba y deseaba que se hiciera una televisión como aquella de nuevo, falaz deseo por cuanto aquel mundo del Un. Dos, tres...ha desaparecido y su audiencia no volverá...
En una sociedad televisiva desde los años 60´s, que se vayan de este mundo los y las profesionales que hacían posible la fábrica de las ilusiones en aquellos años de censura, inquietud política e incertidumbre social que respiraba libertad tras una larga dictadura, siempre pone el alma triste, al menos en mi caso que sólo puedo hablar de Chicho como tele espectador que fuí, primero un niño asustado pero que gustaba de las historias de terror, luego con el concurso que era parte inherente de los viernes en el universo escolar y donde sábado y domingo eran una promesa de diversión y no ir al colegio...
Un día el concurso dejó de emitirse, ya no éramos tantos en el salón y la tele estaba cambiando al igual que yo...
Descanse en paz.
Antón Rendueles

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario