The Adversiter Chronicle

sábado, 8 de junio de 2019

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

ANT-MAN (2015)

Hacía muchas lunas que el equipo de cata cinematográfica buscaba un título del subgénero de súper héroes que echarnos a las retinas. Lo cierto es que, en los últimos tiempos, han proliferado los títulos donde los clásicos cómics de viñetas en papel se llevan a la pantalla, hay que resaltar sin duda a la MARVEL que ha imprimido un sello de calidad y continuidad donde las sagas clásicas se complementan con títulos específicos de un personaje determinado a la vez que crean un universo que logra engarzar a las generaciones digitales con las analógicas que siguieron las aventuras y peripecias en formato de papel...

Pero ningún título desde Iron Man nos había llamado especialmente la atención, pese a que son producciones impecables y cuajadas de actores y actrices de primera fila y sin caer en productos de serie B. Sin embargo, el tema de personajes que disminuyen de tamaño y mostrar el mundo cotidiano desde la perspectiva del tamaño de una hormiga siempre ha fascinado al público y ser rentables en taquilla desde El increíble hombre menguante; tal vez porque es una fascinación semejante a ver el mundo que conocemos destruido por cataclismos o guerras nucleares. En ambos casos se dan títulos cada década que sirven además, con el paso del tiempo, para ver la evolución de los efectos especiales. Hay que citar la saga de Cariño, he encogido a los niños como ejemplo de lo dicho anteriormente. El caso es que nos llamó la atención el título que tratamos hoy y hay que citar el gancho de un Michael Douglas entrado en la vejez pero con el encanto de su mirada sin que el tamiz de los años produzca una sensación de decrepitud, todo lo contrario por cuanto sabe interpretar personajes de su edad sin que ésta le lastre la interpretación...

Dentro de mundo de los súper héroes hay clases y clases amén de auténticos fiascos que no acaban de cuajar, citemos a Linterna Verde y la que posiblemente sea la peor adaptación de un cómic en formato de papel a formato cinematográfico: Phantom, El hombre enmascarado en su título en español, que en el título de hoy se ha optado por dejarlo en el original, tal vez porque El hombre Hormiga o Súper Hormiga suene más a cachondeo de velada tabernaria que a título comercial. El caso es que es un personaje de segunda dentro del universo de los súper héroes y era un acicate más para aparcar mochos, linterna y caja de herramientas para su visionado, sin tenerlas todas con nosotros pero dispuestos a dar el beneficio de la duda, aunque se acordó que si aparecía niño o perro pasaríamos olímpicamente de verla...

Y nos llevamos una muy grata y más inesperada sorpresa ante una buena adaptación de un cómic donde los defectos quedan eclipsados por sus virtudes para pasar un par de horas entretenidos y disfrutando viendo cine. El argumento y desarrollo es típico de este tipo de producciones cuando se aborda el origen de un súper héroe: cómo surge el descubrimiento de tener súper poderes, ya sea por picadura o prótesis tecnológica, un profesor Bacterio que ha hecho un descubrimiento que su pupilo se ha apropiado para sus maléficos fines para finalmente, tras un breve periodo de aprendizaje, reaparecer con control total de sus poderes y utilizarlos para nobles y loables fines en defensa de la democracia y el Sistema. No falta en este caso la hija del profesor Bacterio que arrastra la pérdida de su madre en misteriosas circunstancias...

Un aplaudible Paul Rudd interpreta a un mierdas cuya vida es una mierda y que como ladrón es inteligente pero sus robos una mierda que acaban con sus huesos en una cárcel de mierda. Además, su vida es una mierda con un matrimonio que se ha ido a la mierda, la hija con la madre y ésta se va a casar con un policía de mierda. Pero encuentra su redención cuando una vieja eminencia en física aplicada a la reducción de tamaño, miniaturización de las cosas, busca un pardillo que se ponga el traje de su invención y se convierta en líder de una horda de hormigas que logre desbaratar los planes de su antiguo aprendiz y pupilo que busca vender el invento a gente mala que gobierna en malos sistemas y buscan hacer el mal...

Evangeline Lilly interpreta a la hija del profesor Bacterio a base de movimientos de nuca a juego con el corte de su pelo y a base de hacer mohines y muecas. Una hija que sospecha que la muerte de su madre no es como le han contado siempre y que no comprende porqué su padre no la deja ser el conejillo de indias para meterse en el traje y derrotar al villano. El tema del mundo a tamaño de hormiga está bien aunque les falte vitalidad a los insectos, cosa que sigue igual desde que los insectos de pega sustituyeron a los insectos reales en los efectos especiales con trucas cinematográficas, pero nos fascina igual que ver Chernóbil y la ciudad de Pripyat…

Pero es un producto que pese al lastre de seguir la línea temporal clásica, logra ser independiente de la saga conjunta a la vez que se integra en el universo de MARVEL. Nos ha gustado porque es entretenida, las interpretaciones están al nivel que se espera y los efectos digitales se aceptan sin reticencias pese a que canten algunos planos. Recomendable si os gustan los súper héroes con las dosis adecuadas de humor, tragedia metafísica, drama personal, villano muy villano con redención final del protagonista para su hija...
Grata de ver y deja buen sabor de boca, aunque sin ganas de pedir más.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario