The Adversiter Chronicle

martes, 19 de febrero de 2019

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

CONVOCATORIA DE ELECCIONES GENERALES

Finalmente la hoja de ruta del señor Pedro Sánchez se ha visto truncada con la no aprobación de los presupuestos generales y tras los hechos de la clase política es la hora de que la ciudadanía hable con sus votos. El plan del señor Sánchez era loable entre el actual lodazal político donde se ha llegado a una guerra estática de trincheras donde todos tratan de no ceder y ninguno logra avanzar. Por el camino los populismos a diestra y siniestra donde, como cada vez que hay crisis económica y aislacionismo por parte de EEUU, se juega con los sentimientos, dramas y estragos de la crisis económica mostrando un panorama que en el caso hispano se ve salpicado de reproches al presente tratando de recrear las circunstancia del pasado que no es otro que la Guerra Civil y su tiempo histórico...

Un tiempo histórico que PODEMOS avivó dando argumentos a la camarilla política que engañando a su electorado trató de romper el Reino de España en Cataluña. La ciudadanía española ha soportado esta legislatura un machaque continuo donde si no se era independentista o de la nueva izquierda revolucionaria, es que se era franquista y el resto de España una dictadura. Ahora hay que sumar los nuevos salvapatrias en la derecha que resucitando la utopía del franquismo y aprovechando el populismo también ven en contra a quienes no les sigan. No es España quien está en 1936 sino quienes han acusado de ello porque su lenguaje, sus formas y sus amenazas con hechos que son propios de 1936 pero es un escenario artificial y la mejor prueba es que el país sigue siendo tal y los y las causantes juzgados por sus hechos como partes ejecutivas sin cuya aprobación y firmas no se hubiese llegado a tal deslealtad intolerable para con el resto del Estado.

En este punto resulta imprescindible llamar a ejercer el derecho a voto a toda la ciudadanía donde personas que no suelen participar con su voto deben decidirse porque lo contrario dejaría la cosa casi en tablas. España, al igual que sucede en el resto de democracias occidentales, verá el ascenso electoral de formaciones nuevas y un cambio en el electorado que se refleja en parlamentos fragmentados que obligan a negociar con el fin de llegar a formar gobierno. Las formaciones políticas y en especial el PSOE, deberán lograr que su electorado leal no se quede en casa como señal de protesta, pero igual Ciudadanos y PP aunque en la derecha el voto será más participativo al precio de ver como el neo fascismo logra representación parlamentaria. Que anuncien que renuncian a pactos con fulanito y menganito sólo engatusa a sus votantes leales y desconcierta al común del electorado que vota en base a los programas electorales que se le presentan. Son unas elecciones ya del siglo XXI pero todo indica que la mayoría de las formaciones harán campaña del siglo XX. En ese sentido, quien antes empiece a extender la campaña a Internet, tendrá ventaja.

Pedro Sánchez lo intentó pensando, como una gran mayoría, que los partidos nacionalistas serían realistas tras el desafío del prófugo Puigdemont y su camarilla, que al final gobierne quién gobierne hay que sentarse a hablar. Pero el engaño al electorado independentista catalán es tal que han preferido estirar el chicle y atrincherarse en falacias que ya nadie cree salvo quienes fueron inducidos por el adoctrinamiento institucional para creer en ello. Si el Gobierno hubiera tenido detrás una fuerza parlamentaria propia y socios leales a los pactos, todos habríamos salido ganando incluyendo quienes también inducidos le definían como ocupa, entre otras peores lindezas, demostrando que la televisión es nutritiva y que la clase política engaña como parte de ser oposición. Pero la apuesta en base a pactos y que se impusiera el realismo pragmático para devolver la normalidad alterada desde un punto de vista político ha sido fallida y de muy duro desgaste para el PSOE...

Los medios hablan de elecciones de incertidumbre, como si después de cuatro años de denunciar lo mal que lo hacían los gobiernos de turno en esta legislatura pues el electorado no sabe a quién votar. En realidad son unas elecciones apasionantes donde el voto en blanco es mejor opción que la abstención y que pasarán a la historia como un punto de inflexión. España necesita un gobierno estable, sea o no a base de coaliciones y mayorías, por que al desafío territorial y al ajuste constitucional, se une el desafío europeo donde habrá que reformar a la Unión Europea para que no sea víctima de quienes quieren destruirla. El electorado español hace muchas elecciones que sabe a quién votar y es también la hora de una nueva generación que debe sentir como parte de ser joven ejercer su derecho al voto. Luego será responsabilidad de quienes recibieron los mismos el bajarse de posiciones antagónicas para saber gobernar, dialogar y llegar a pactos institucionales que traigan la estabilidad que necesitan para germinar y seguir floreciendo la paz y la prosperidad...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     




No hay comentarios:

Publicar un comentario