The Adversiter Chronicle

martes, 23 de junio de 2015

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

PROMETHEUS (2011)

Profunda decepción para el equipo de cata cinematográfica para una producción que prometía y se queda en nada, tal vez porque las expectativas eran altas, el director confortable y el argumento conocido.
Por una parte el aura de precuela, que no cuela finalmente, de ese clásico en nuestras neuronas de Alien el 8º pasajero que tenía los aciertos de historia simple, pasaba de veleidades pseudofilosóficas y tenía un auténtico monstruo de protagonista, y su triunfo total tal vez sea porque vendido a los productores como un Tiburón del espacio finalmente era el clásico argumento de el ser humano atrapado sin salida ante un animal tan depredador como él.

Luego está dirigiendo el mismo que nos traumatizó con Alien, Ridley Scott que vuelve a demostrar su arte como ilusionista cinematográfico y entre líneas quedándose con el personal. Lo digo porque esta vez su producto cojea con el protagonismo filosófico del robot tripulante, un clásico de la saga, pero que deja sólo esbozado su atracción por Peter O´Toole y su personaje en Laurence de Arabia que a las generaciones digitales les sonará guerras púnicas, pero que en todo caso se queda en esbozos.

En ocasiones la acción transcurre a bruscos saltos, como si hubieran cortado el metraje a medida que se montaba la película y se dieran cuenta del bodrio, bien  envuelto en brillante celofán, en que se les estaba quedando el producto final, con un final a su vez que preludia continuación aunque al finalizar el visionado nos importa un huevo lo que le ocurra a la beata protagonista porque seguimos preguntándonos si el Ridley nos toma por idiotas con la imposible recuperación, por muy automatizado que sea el quirófano, tras serle extraído un embrión de bicho con cabeza de delfín, zarpas de pulpo y aullidos tipo chillidos de cochinillo.

Tanto el segureta como el limpiador y yo mismo estuvimos de acuerdo en que lo mejor de la película es la Charlice Theron en dos momentos de la película: uno cuando el capitán de la nave le pregunta si es un robot y le invita a fornicar para demostrarle que no, aunque nos queda la sensación de que realmente lo era, y cuando es aplastada por la nave alienígena.

Pero en resumen estamos ante unos muy buenos efectos especiales, por el uso que se hace y su adecuado protagonismo, aunque raye el tema filosófico de fondo y que los sustos no aportan nada nuevo salvo el consabido órgano bucal alienígena en forma de vagina, los ingenieros parecen clones del jovencito Frankenstein y al final nos quedamos sin saber nada, resultando grotesco el maquillaje del billonario paganini del viaje espacial...

Y sabemos que si se rodaran estas películas recreando la falta de gravedad, además de oneroso a los productores resulta tedioso al espectador, pero el ambiente de la nave, muy ochentera y confortable decorado para el espectador veterano, adolece de falta de realismo aunque sea artificial y más parecen los sets suites de hotel de lujo que un entorno de nave espacial.

La historia es la de siempre: nave terrestre con humanos llegan a planeta donde contactan con otras civilizaciones y hay monstruo que los va aniquilando, por en medio tribulaciones sobre el Ser, sobre Dios y sobre el ansia humana de la inmortalidad, aunque hay cierto toque de posible incesto entre padre e hija que al igual que el fornicio con el capitán deja a la Charlice en florero decorativo y sólo logra encandilarnos en su papel cuando despierta sudorosa de la hibernación en ropa interior tipo bikini de momia...


Si sois fans de Alien y esperabais algo, es una soberana mierda. Si sois amantes del cine pero Alien os queda en la prehistoria, es una entretenida película que no aporta nada nuevo al género y que os deja con la sensación de que las cosas quedan a medio contar.

Otro hermoso producto de ese tahúr cinematográfico que es Ridley Scott que nos tiene de incondicionales desde Alien el 8º pasajero y Blade Runner, tal vez porque las rodó sin tratar de darse ínfulas de director que mezcla rentabilidad con calidad.

Promesas incumplidas es Prometheus.
 
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 

 
 
 
                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario