The Adversiter Chronicle

lunes, 1 de diciembre de 2014

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: Las tres Españas del 36
Autor: Paul Preston
Editorial: Plaza & Janés Editores, S. A.
Edición: Sexta edición; febrero, 1998

Traemos de nuevo el escenario de la guerra civil española, primera batalla de la II Guerra Mundial, de la mano de un hispanista que despierta odios y pasiones, el a veces inefable de Paul Preston que es una buena óptica para observar el solar hispano del siglo XX.
Partiendo de la premisa de que hubo tres España, los afines a la sublevación militar, los afines a la República y en medio la gran masa que, simpatizando o no con unos y otros, aún esperaba que la cosa pudiera arreglarse sin renunciar a sus ideales y sin llegar a los estragos que se llegaron por ambas partes y donde la culpa fue de todos pero todos decían querer arreglar las cosas...
Del primer tercio el autor escoge a Francisco Franco, José Millán Astray y José Antonio Primo de Rivera. Afines a la República Manuel Azaña, Indalecio Prieto y Dolores Ibárruri. Como tercera España a Pilar Primo de Rivera, Salvador de Madariaga y Julián Basteiro.

Lejos de panfletos más o menos doctrinarios, Preston logra con ágil pluma apasionarnos con las biografías de los distintos protagonistas pero situándonos sin medias tintas en los ámbitos vitales de cada uno que terminan encontrándose todos ellos en el cruel escenario y destino común de la guerra...
Paul Preston (Liverpool, 1946) es catedrático `Príncipe de Asturias´ de historia contemporánea española, y director del Centro Cañada Blanch para el Estudio de la España Contemporánea de la London School of Economics & Political Science. Educado en Liverpool y en la Universidad de Oxford, de 1973 a 1991 fue sucesivamente profesor de historia en la Universidad de Reading, Inglaterra; en el Centro de Estudios Mediterráneos, de Roma; y en el Queen Mary College de la Universidad de Londres, donde ganó la cátedra de historia contemporánea en 1985, pasando a la London School en 1991. Analista de asuntos españoles en radio y televisión tanto en Gran Bretaña como en España, colaborador de diversos periódicos y revistas. Autor de varios libros en 1986 le fue otorgada la Encomienda de la Orden del Mérito Civil, y en 1994 fue elegido miembro de la Academia Británica. Con ' Las tres Españas del 36' ha obtenido el Premio ASÍ FUE 1995, otorgado por Plaza & Janés.

Impresionante curriculum y datos del año de edición sacados como siempre de la contraportada aunque en Internet encontrareis abundante información de Paul Preston.

Y sin más unos breves pasajes que os inciten a su lectura:

Franco...
En 1937, hablando de la muerte de José Antonio Primo de Rivera, le comentó a su cuñado su convicción de que el líder falangista estaba en manos de los rusos, `y es posible que éstos lo hayan castrado´. En noviembre de 1937, conversando con un corresponsal de `La Prensa´, de Buenos Aires, le sugirió que visitara Asturias `y encontrará muchachas de quince y dieciséis años, cuando no de menos edad, atropelladas y encintas: hallará ejemplos constantes de amor libre, atropellos odiosos, muchachas que decían requisadas por tal o cual jefe ruso, y otras infinitas pruebas de barbarie´. En los años cincuenta urgió a una delegación de Sociedad Española de Autores a que emularan las obras de Calderón, que mostraban cómo restaurar el honor con `el detergente de la sangre´.”

Millán Astray...
Después de la guerra civil, la vida de Millán Astray empezó a languidecer de forma inevitable. Hasta cierto punto, había podido librar las batallas por interposición y revivir la adulación que le rodeaba en Marruecos. Durante un tiempo continuó haciendo giras de propaganda y manteniendo vivo el recuerdo de la guerra. En el verano de 1939 visitó un seminario jesuita en Granada. Como solía hacer, entusiasmó a su público al hablar tanto de las glorias a la reciente `cruzada´ como del imperio por venir. Acabó su interpretación ordenando a los estudiantes de teología que hiciesen el saludo fascista y cantaran con él. Cantaron , pues, el `Himno de la Legión´, el `Cara al Sol´de la Falange y, finalmente, pidió: `Ahora, el de vuestro san Ignacio, el capitán, pero también brazo en alto, a lo fascista´, y dirigió una ferviente interpretación de `Cantemos al amor de los amores´. Cuando salía, un estudiante se acercó y le dijo: `Mi general, le vi una vez desde las trincheras, he hecho la guerra durante los tres años, ¡a sus órdenes!´. Millán tiró de la cartera, sacó mil pesetas -¡de entonces!- y repuso: `Toma, para que te emborraches´.”

José Antonio Primo de Rivera...

Franco y José Antonio volvieron a encontrarse en febrero de 1936, en casa del padre y los hermanos de Ramón Serrano Suñer. Justo antes de las elecciones del Frente Popular, a mediados del mismo mes. José Antonio discutió apasionadamente a favor de un golpe militar que estableciera un gobierno nacional contrarrevolucionario. Sus encantos no influyeron en Franco, quien se mostró cautelosamente evasivo y divagó interminablemente. El general consideraba a José Antonio un peligroso aficionado y no tenía ninguna intención de involucrarse en una conspiración con él, pero como no podía ser de otro modo, no lo dijo claramente. José Antonio se sintió amargamente desilusionado e irritado, y comentó más tarde: `Mi padre, con todos sus defectos, con toda su desorientación polñitica, era otra cosa. Tenía humanidad, decisión y nobleza. Pero estas gentes...´.”

Pilar Primo de Rivera...
Con objeto de hacer valer su autoridad sobre Mercedes Sanz Bachiller, Pilar visitó Valladolid el 9 de diciembre, acompañada de Manuel Hedilla, jefe provisional de la Falange. Poco después, el Auxilio de Invierno se incorporó formalmente al partido. En el primer Consejo Nacional de la Sección Femenina, que tuvo lugar en Salamanca y Valladolid entre el 6 y el 9 de enero de 1937, Pilar Primo de Rivera anunció la creación de la Delegación Nacional de Auxilio de Invierno con ella misma de delegada nacional, y todas las jefes provinciales de la Sección Femenina como delegadas provinciales de Auxilio de Invierno. Aunque teóricamente quedaba bajo la jurisdicción de la Sección Femenina, Auxilio de Invierno era prácticamente independiente. A diferencia de la primera, esta última organización no era sólo de mujeres, y Martínez Bedoya -cuya relación con Mercedes Sanz Bachiller estaba convirtiéndose en algo más que colaboración política-, desempeñó un importante papel. Dada su amistad con Onésimo Redondo y su importancia en las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, Bedoya era objeto de considerable recelo por parte de Pilar. Además, había dejado la Falange en enero de 1935, junto con Ramiro Ledesma Ramos, en protesta por el creciente poder de José Antonio.”

Salvador de Madariaga...
Durante la Segunda Guerra Mundial se consagró a propagar tanto la causa de los aliados como la del restablecimiento de la democracia en España. Había perdido todos sus bienes en Madrid, no durante la guerra, sino cuando las `fuerzas del orden´ de Franco llegaron a la capital. Madariaga emitía semanalmente un programa en español por la BBC dirigido a América Latina, tarea en la que continuó durante nueve años. También hablaba en castellano por el servicio español de la Radiodiffusion Française de las Fuerzas Francesas Libres, así como en francés para Francia. A largo plazo, sus escritos y emisiones tuvieron mayor impacto en España que sus esfuerzos para crear un gobierno alternativo a Franco capaz de suscitar el apoyo aliado.”

Julián Basteiro...
Su postura como silencioso pero crítico espectador del gobierno republicano desconcertó a muchos socialistas. Durante los últimos meses de la guerra, un grupo de estudiantes socialistas, que eran soldados del Ejército Español, le visitaron con la esperanza de obtener algún aliento de su parte. Entre ellos se encontraba el joven Enrique Tierno Galván, futuro alcalde socialista de Madrid. Éste describió su visita a la casa de El Viso: elegantemente vestido como siempre, un hosco Besteiro les recibió en su estudio, pulcramente ordenado, cuyas superficies de madera estaban brillantes. Escuchó en silencio mientras los jóvenes socialistas exponían sus afirmaciones sobre la posibilidad de seguir resistiendo, pues lo que habían oído sobre la represión franquista en las ciudades capturadas lo hacían crucial. Respondió a regañadientes que no estaba de acuerdo, pero que no se veía capacitado para decir más. Cuando llegase la hora de hablar, hablaría. Su seguridad le dio a Tierno la impresión de que creía albergar un objetivo mayor.”


Manuel Azaña...
La preparación de Azaña para la vida pública no tenía precedentes en los políticos activos españoles. Como perteneciente a la Generación del 98, había estudiado y escrito sobre literatura española, sobre los problemas de España, sobre el militarismo y el caciquismo. Leyendo y reflexionando constantemente, había llegado a una concepción completa de la reforma racional de España. Lo que dejaba perpleja y enfurecía a la derecha -y en particular a Franco-, era que su visión intelectual despertara suficiente apoyo popular para convertirse en una amenaza. Con sus lecturas y sus viajes, Azaña había llegado a la conclusión de que la modernización de España exigía que el aparato del Estado impusiera su voluntad lo mismo al militarismo que a las órdenes religiosas. Tenía también ideas inequívocas acerca de la reforma agraria, no como una preocupación revolucionaria, sino como un deseo humanitario de que los jornaleros sin tierra no se murieran de hambre en el campo. Estas ideas habrían sido inocuas si Azaña no hubiese pasado de la oscuridad al Ministerio de la Guerra, en abril de 1931, y a la presidencia del Consejo de Ministros a mediados de octubre de 1931, como resultado de su intervención en el debate sobre los artículos constitucionales referentes a la religión.”

Indalecio Prieto...
La vida de Prieto fue, en sus comienzos, trágica y dura. Su padre, Andrés Prieto Alonso, un impecable funcionario municipal, tenía cincuenta y nueve años cuando nació su hijo. Su primera esposa, Josefina Martínez Orvid, había fallecido a los sesenta años, en 1881. Apenas un año más tarde, Andrés Prieto, con gran pesar del resto de su familia, se casó con Constancia Tuero, de veintiséis años y embarazada de cuatro meses. Constancia había sido la criada de la familia y había dado ya a Andrés un hijo ilegítimo, Ramón. El 30 de abril de 1883, cinco meses después de la boda nació en Oviedo Indalecio Prieto Tuero. Al cabo de año y medio, vino al mundo su hermano Luis Beltrán. La criada se había convertido en señora de la casa y tenía una criada a su disposición, prueba de que la familia vivía con cierta holgura.”

Dolores Ibárruri...
Julián fue detenido tras la huelga revolucionaria de agosto de 1917. Dolores se encontró sola con la pequeña Esther, nacida el 29 de noviembre de 1916, y la noticia de la revolución rusa de octubre de 1917 representó para ella una luz de esperanza. En 1918, cuando le pidieron que redactara un artículo para El Minero Vizcaíno, utilizó el seudónimo Pasionaria, flor que eligió no como referencia a su carácter sino por el hecho de que el artículo se publicaba en Semana Santa. Tanto Dolores Ibárruri como Julián Ruiz estaban entre los vascos que abandonaron el socialismo para afiliarse al Partido Comunista de España, fundado en 1921, y ella pronto fue elegida como miembro del Comité Provincial de Vizcaya.”

Excelente libro para acercarse un poco a personajes de la reciente histeria española que atrapados en su tiempo, donde la democracia era la alternativa al fascismo de derechas e izquierdas y a los que la guerra y la violencia política de la época les pilló en bandos contrarios pero siendo compatriotas, vivencias y vicisitudes donde salvo la figura de Franco, el resto fue condenado al ostracismo o al culto propagandístico que han solapado su vida y hechos...
Ideal para todo tipo de ciudadanía interesada en ver los perfiles humanos y políticos que aún se repiten en estos días de zozobra consumista, gritos independentistas y algaradas democráticas que aspiran a un estado socialista que lleve a una sociedad comunista corregida de los errores de la URSS, como si pudieran...

Nada de regalar a la suegra que igual le da un yuyu de melancolía, desempolva el uniforme de la Sección Femenina de la madre y se pone toda chocha a enseñarnos a pelar una naranja con cuchillo y tenedor...

¡Cuidadín!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
 
 
 

 
 
 
 
 
                                                                              




No hay comentarios:

Publicar un comentario