The Adversiter Chronicle

miércoles, 20 de marzo de 2013

"Un miércoles...un poema", suplemento poético


Colaboración de lujo de una buena amiga y conocida por los lectores y lectoras de The Adversiter Chronicle: la escritora gijonesa Caridad Santamarta.

El segundo de una serie de dos relatos cuyo estreno en Internet es un privilegio en exclusiva para
The Adversiter Chronicle

 CONSECUENCIAS DE UNA VIDA SIN PENSAR EN EL FUTURO

 Juan  ha pasado a la sala del baño, se miró al espejo, puso  los brazos en jarras  apoyadas sobre sus caderas y se miró con fijeza.

 - ¿Quién soy yo ahora? es verdad que sentí un alivio cuando se fue, era una carga muy grande la que yo tenía con esa mujer, con quien cometí la locura de casarme, solamente porque era bella y por que era la hija del Senador Charles.

   Sé que no la amaba, sé que lo hice por ambición, por destacar en la sociedad, por mis propios medios no iría a ninguna parte, no he hecho nada importante.

  Quise sobresalir entre mis amigos,  hacer que vieran que era una persona de alta élite, pensé que subiría escalones y llegaría a la cumbre, presentar                           a Judit como mi esposa me llenaba de orgullo porque era quien era.

   Dejé atrás un amor que existía desde muy jovencito, Soledad y yo nos amábamos de verdad.

   Al ir pasando mi juventud así como la suya, ella se dio cuenta que yo sería siempre el mismo, haciendo promesas y mas promesas de las cuales nunca me ocupaba de cumplir, solamente las recordaba cuando estaba con ella.

   Pero su amor iba enfriando al comprender que nunca sería un hombre útil, que solo serviría para amarla, y como ella bien decía no solo del amor se vive, me advertía que necesitaba hacer algo, no estudié, no trabajaba en ningún lugar mas de quince días o un mes,  siempre me daba razones a mi mismo para dejar de asistir a cumplir con mi deber, ¿por qué iba a levantarme a las seis de la mañana pudiendo levantarme a las diez o las once?

  Se afeitó, se dio sus cremita en el rostro y fue hacia el frigorífico, no estaba muy surtido pero si había algunas cosas y se sirvió el desayuno, ya le costó preparárselo, estaba acostumbrado a que se lo sirviera por la mañana la empleada que tenían pero Judit la había despedido el día anterior.

  Se  vistió para salir, había quedado con unos amigos para ir a tomarse algo y dar una vuelta, miró sus bolsillos, solamente tenía diez euros, fue a la caja donde depositaba su esposa el dinero para los gastos diarios del hogar, no había nada, pero le quedaba la tarjeta e iría al banco.

  El cajero se la rechazó, en este momento algo le recorrió por el cuerpo,        ¿Donde iba a ir con diez euros?

  Judit se había ido premeditadamente ¿tendría otro hombre?

Decidió averiguarlo y buscarla, se fue al lugar del trabajo de su esposa a esperar a que saliera, faltó a la cita con sus amigos,  no podía ir con ellos llevando solamente diez euros, era mucho su orgullo para admitir que no tenía dinero.

  -Tienes mas dinero de lo que has ganado en estos siete años que llevamos casados- le dijo Judit cuando se vieron, ella subió a su coche y se fue a casa de sus padres.

 Volvió al día siguiente y uno mas, rogando a su esposa  que volviera, ella cansó de sus visitas,  le dijo que estaba todo en manos de abogados  que tendría los avisos correspondientes para un divorcio inevitable.

  ¿Qué podría hacer?

   Regresó a casa, se tumbó en la cama y pensaba en lo que le venia encima, tuvo miedo al papeleo y a la vergüenza que pasaría.

  Recogió sus pertenencias y se fue con intención de desaparecer.

 Judit no supo más de su paradero y quedó todo sin confirmar, ¿donde estaría?
 No se supo más de Juan.
Caridad Santamarta
http://carisantamarta.blogspot.com.es/

                                           The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
                                                                        Salt Lake City, Utah
                                                    Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
                                                                                                                       http://theadversiterchronicle.org/



 


  

theadversiterchronicle@hotmail.es




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario