The Adversiter Chronicle

lunes, 11 de marzo de 2013

Crónica (di)social


Implementando una cultura de Recovery en Asturias

Una crónica de nuestro enviado espacial Skizo´s Blues

Interesante cita este lunes, once de marzo de 2013, en la sala 2 de Docencia del Hospital San Agustín de Avilés en el Principado de Asturias.

El objeto  de la misma era presentar en Asturias, bastante avanzada por lo que se ve en lo que a salud mental se refiere, el sistema o filosofía de Recovery como alternativa positiva a los protocolos actuales de atención y apoyo a usuarios de los servicios de salud mental.

 Básicamente consiste en enfocar desde una nueva perspectiva la realidad del enfermo mental y enseñarle a adaptarse a su nueva vida logrando cambiar la percepción que tiene la sociedad del colectivo y donde las sinergias de profesionales, familiares y enfermos se orienten a ver un mañana y no quedarse estancado en el pasado…

La idea es buena, es un proceso que se da de forma natural en otros colectivos de enfermedades varias con la salvedad de que el enfermo mental sufre un trauma como resultado de su estado, así un brote psicótico una vez atajado y el enfermo medicado, sigue presente en su vida, la filosofía Recovery además de ayudar a comprender que lo ocurrido es superable, trata de devolver la dignidad, la esperanza y las ganas de vivir.

El problema es que hay una barrera de prejuicios, de décadas de desconocimiento mutuo entre usuarios y profesionales de la psiquiatría así como la necesidad de camuflarse en sociedad aquellos que logran lo que Recovery persigue: volver a tener una vida y lo que ello implica, cosas que nos parecen naturales a los cuerdos pero que sólo vemos ajenas cuando chiflamos…

 Una encantadora, tanto por su acento como por su gracejo,
María E. Restrepo-Toro de la Universidad de Boston fue la encargada de la disertación Características de los sistemas de salud mental que promueven la recuperación.

De manera amable pero didáctica y entendible, diseccionó a los numerosos presentes la filosofía de Recovery pese a la columna que estorbaba-de-cojones, hizo participar al público presente y supo hacer, no sólo de forma amena sino llevadera, que el tiempo pasara en un suspiro.

 
Se hizo un pequeño descanso donde se aprovechó para visitar el tigre, echar unas caladas y tomar aíre.

Pudo verse en los aledaños exteriores de la puerta principal a representantes de Hierbabuena, asociación para la salud mental: Silvino, Patricia, Nacho y un tipo de pintas raras con gafas de sol…

 Le llegó el turno al presidente de Hierbabuena, Tomás López Corominas, donde con nervios momentáneos, fina ironía y siniestro manejo del mando a distancia disertó y desgranó con ejemplos ingeniosos y no por ello no inteligentes la realidad del colectivo de enfermos mentales y algunas de sus reclamaciones al sistema por cómo trata el sistema al colectivo…

 

Los otros dos protagonistas fueron Joaquín Moreno Vela de Servicios de Salud Mental de Oviedo y Juan José Martínez Jambrina de Avilés.

No quedaron muy satisfechos algunas de las personas oyentes el cómo vendía el producto los profesionales, unas versiones que por prepotencia y otras porque no era nada nueva esa filosofía para quienes habían logrado el objetivo por su cuenta…

Destacó durante la disertación de María E. Restrepo-Toro un ataque de histeria que al principio indujo a este humilde mercenario free-lance a pensar que era una performance pero no, ataque de histeria en toda regla que precisó de sacarla de la sala hasta que se calmase.

Una filosofía interesante pero que habría que adaptar empezando por su traducción al español de Recovery como mejora y no como recuperación, y es que como bien apuntó una asistente, suena a misión de róver de la NASA en Marte.

Seguiremos con atención el desarrollo de los trabajos porque cualquier iniciativa para acabar con el estigma social de los enfermos mentales es loable y digna de ser difundida, si además se busca su mejoría, la recuperación será una constante y no la excepción pero antes es necesario corregir algunas mentalidades, dar medios y preparación a quienes voluntariamente trabajan con el colectivo pero son ninguneadas por el sistema así como comprender que antes de la mejoría es necesario un primer estadio de mirar a los ojos de la enfermedad y no facilitar el escondite mediante medicación y control parental.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/




theadversiterchronicle@hotmail.es





 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario