The Adversiter Chronicle

miércoles, 4 de diciembre de 2013

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

LA GUERRA DE LOS MUNDOS(2005)

Versión moderna de un clásico e icono de las mentes civilizadas y consumistas dirigida por el que fuera sorprendente Steven Spielberg en 2005 y protagonizada principalmente por el Tom Cruise y el Tim Robbins pero que de verse con gafas...
No me refiero a las gafas para el relieve, me refiero a gafas de cercanía y gafas de lejanía.

Con las gafas de cercanías, para quienes ignoran no ya la historia del relato radiofónico y la encantadora pero cándida versión de los 50´s del pasado siglo donde Marte era la URSS, criados mamando ya vídeo consolas desde retoños, es una película agradable a la vista con buenas imágenes sintéticas, acción más o menos truculenta aunque imbuída de ñoñez y es un producto que se puede consumir...
Para las gafas de lejanía, atrapados a la ciencia ficción por Alien el octavo pasajero y anteriores, la película es bastante mierdecillas para lo esperado y casi estás todo el metraje haciendo comparaciones con la original que aún siendo de clase B, ésta que va de súper producción la convierte en buena.

Spielberg da la impresión de querer reírse un poco del producto que nos ofrece. Si en la original el protagonista era un científico y se nos presentaba una comunidad rural, Spielberg pone de protagonista a un perdedor en su comunidad urbana siendo este matiz la diferencia fundamental y puede hacernos lograr cierta satisfacción en el visionado pero como un calentón a la hora del bocadillo donde o te aguantas o te alivias pero sin más trascendencia...

Los marcianos y naves siguen el calco aunque aquí el ojo tricolor es sustituido por una lente que es la repanocha pero ya vimos la escena del ojo en Abyss, Tim Burton es una mezcla de El resplandor y Cadena perpetua aunque resulte
hilarante cuando cava el túnel en el sótano. El Ejército aparece en su papel de al servicio de la sociedad, peaje por contar con tanques y los nuevos obuses auto transportados del arsenal, y lo más destacable es esa especie de esfínter anal por donde succionan el ganado humano porque la movida de la sangre y la planta que se alimenta de la misma tiñendo de rojo la superficie de la tierra es de lo más absurdo del género, la trompetada que anuncia su caza de humanos recuerda a Encuentros en la tercera fase...

Ray, un estibador de los muelles cuya vida es una derrota continua y que se refugia en su pasión por los coches y los motores, recibe en su casa al hijo y la hija de su matrimonio fracasado.

El hijo es un adolescente rebelde con la causa que lleva a su padre a ser un perdedor y la hija es una repelente niña de mente madura para su edad pero alérgica a la mantequilla de cacahuete, problemas de espalda, claustrofóbica adicta a trucos anti ansiedad que se resigna como su hermano a tener un padre biológico que vive en una casa cutre de barrio cutre a los pies de la autopista y bajo el puente que les sigue teniendo preparada la habitación de cuando eran niños...

El bueno de Ray se levanta para ir al curro y descubre al desayunar que su hijo se ha largado a dar una vuelta con su adorado coche y que se está formando una extraña tormenta en el cielo que culmina con aparato eléctrico que ocultan en realidad aparatos de transmisión para tripulantes de naves extrañas enterradas en la corteza terrestre y que ahora que la población mundial se ha multiplicado desde las cavernas, vuelven para cobrarse el tributo de la sangre para alienizar la Tierra.

El perdedor de Ray tratará de llegar a Boston donde está su ex- y su rico marido enfrentándose a su incapacidad de enfrentarse a los problemas y agarrándose siempre a algo para encontrar un sentido en su vida, admira a su hijo que se lanza a salvar semejantes en la pasarela del ferry pero le atenaza el miedo escudado en proteger a sus hijos para finalmente cediendo a sus instintos cuando ha de protegerla de un inquietante superviviente que sueña con llegar cavando un túnel al metro y unirse a la resistencia...
Es una película que fue nominada a premios y Tom Cruise fue duramente criticado en una actuación que nos parece buena los primeros diez minutos hasta que descubrimos que la inexpresividad facial y corporal del muchacho para este papel es inaudita por cuanto sólo es digerible si se le ve como el reverso del protagonista de Risky Busines cuyo mundo se está destruyendo en cuestión de horas y sufre como los refugiados urbanitas que vagan en busca de refugio y protección...

Película para mozalbetes y quienes lo eran cuando de repente un tipo con gorra se planta rodando títulos de manera sorprendente y efectista que te atrapaba a la pantalla y que últimamente parece querer hacer lo mismo con el género de ciencia ficción aunque la caga en la absurda epifanía final de Inteligencia artificial, la ñoñez de los visionarios en la piscina de Minority report y que te hace reafirmarte en la idea de que Spielberg está algo traumas con el fracaso de 1942...
¿O era 1941?

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 

 

 




theadversiterchronicle@hotmail.es


                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario