The Adversiter Chronicle

jueves, 19 de septiembre de 2013

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

KING-KONG (2005)

Uno de esos recuerdos grabados a fuego que nunca se van es cuando estrenaron la versión anterior a la que traemos hoy a Butaca de patíbulo, recuerdo nítidamente la carátula donde se veía el gigante simio atrapando un F-4 phanton en su puño...

La película me decepcionó porque tal imagen no estaba en celuloide pero sobre todo porque pese a mis cortas entendederas no superaba el clásico en blanco y negro siendo lo más destacable la mano gigante hidráulica que levantaba a la actriz...

Tal vez los productores y el director, Peter Jackson, tuvieran las mismas tribulaciones a la hora de llevar a la pantalla una nueva versión de King-Kong con un fiable elenco en el reparto con Adrien Body, Jamie Bell, Naomi Wats y Lobo Chan entre otros.

La película promete de principio: ambientación de la época, década de los 30´s del siglo XX en plena Gran Depresión; retrato de los protagonistas principales con un director de cine empeñado en filmar lo que nadie había filmado aún a la vez que se empeñan en que pague sus deudas o haga de una puta vez esa película que promete a los productores pero que nunca llega a filmar con estética de Orson Wells y la misma codicia que el ciudadano Kane; un guionista de cine que es en realidad un dramaturgo jodidamente atribulado sobre la existencia como fin sin sentido real; una rubia y blanca protagonista artista de cabaret en su número de trapecista que se queda de un momento a otro sin curro y que antes que prostituirse, o dejarse sobar en tugurios de mala muerte y muertos de hambre como ella, se traga su dignidad y roba manzanas para subsistir...
Cazada como roba manzanas es salvada por el director de cine que va a embarcarse cagando leches antes de que los productores anulen el viaje, la ve, la invita a comer y le ofrece la gloria de protagonizar una gran película, logra convencerla, engaña al guionista para que se quede atrapado en el barco y de paso atraparle para que escriba el nudo y desenlace del principio de guión ya escrito...


Hasta aquí la peli va bien, no cantan las imágenes sintéticas que sirven de complemento al atrezzo y se agradece la novedad de profundizar en los personajes, la escena del embarque con el viejo cascarón y su cosmopolita tripulación y algunos toques de humor...

La película entra en su segunda parte: todos a bordo y rumbo a una inexplorada isla que ni siquiera viene en las cartas náuticas, isla que luego resulta ser jodidamente enorme y más que isla parece un continente...
Aquí ya empieza la película a parecerse a un vídeo juego por cuanto aumentan las trucas digitales, se nos ofrecen cosas ya vistas en otras películas como animales prehistóricos y chuminadas tipo correr entre las patas de gigantes herbívoros perseguidos por más pequeños depredadores carnívoros, quiero decir que no es creíble tal escena y empiezan a aparecer incoherencias en las escalas de los bichos.

Luego tenemos el tema del encoñamiento del gigante primate con la actriz, es un simio con pintas de orangután pero muecas de chimpancé, suelta unos gritos bestiales pero ni salpica babas ni su aliento mueve el pelo de la chica, han querido utilizar los efectos del ordenata para aumentar los rasgos humanos consiguiendo muecas de chimpancé, los movimientos de la chica en su mano resultan falsos, como cuando vemos una escena de alguien que se tira de una azotea y en el siguiente plano que muestra el descenso se nota que es un maniquí, si esos movimientos se llevaran a cabo en realidad la pobre chica ya se habría desnucado al primer meneo...

Se llega al desenlace y aquí en este punto del metraje uno ya está saturado de imágenes sintéticas, de bichos y lugareños isleños y sobre todo cunde el desánimo cuando primero con cadenas, luego salvajemente suelto por la ciudad y finalmente tumbado a tiros en la calle, surgen unas incoherencias en la escala de tamaño del simio que son ya descaradas...



La película es un homenaje al cine dentro del cine y así lo capta el espectador veterano aunque no dudamos de que a las jovenzuelas generaciones les pueda parecer una película cojonuda pero seguramente es que no vieron la auténtica.

Porque hay películas de las que nunca deberían hacerse remakes: Alien, El Exorcista, Blade Runner, Lo que el viento se llevó...

Pero la tendencia actual pasa por aprovechar las herramientas informáticas y el software de vídeo juegos para hacer producciones cuyos ahorros en atrezzo y localizaciones permiten tener buena cartelera de actores, pero el bueno de Adrien Body y la Naomi Wats hay momentos en que parece que no se creen lo que interpretan.

La tercera parte de la película acaba de cagarla y ya he dicho que uno acaba saturado, si le unes que no se ve teta y el erotismo original queda reducido a las cabriolas de Naomi para apaciguar al mono sin haber siquiera los olisqueos pseudo pornográficos de la versión precedente.

En resumen una nueva mirada a un clásico del séptimo arte que aporta la profundidad de los personajes pero peca de efectos digitales, tal vez le sobraba el tema de los dinosaurios y desde luego se han pasado tres pueblos con la jodida isla porque si os fijáis, de la que llegan parece una isla pero cuando la recorren y corren por ella es sencillamente inmensa, vamos que resulta no creíble que ningún barco la hubiera descubierto...

Hay que ver la película como un homenaje al cine y tratar de no pensar demasiado en la original porque caemos en la triste levedad del ser de que hay cosas que son irrepetibles y una de ellas es King-Kong en blanco y negro mientras trata de no lastimar a la chica...

Y se enamora hasta el punto de dejarse atrapar.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



theadversiterchronicle@hotmail.es


                                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario