The Adversiter Chronicle

jueves, 15 de marzo de 2012

HEMEROTECA THE ADVERSITER CHORNICLE (2008-2011)


Entrevista  del 11 de noviembre de 2008      



The Adversiter Chronicle: entrevista a Monseñor Marcelo Macarronni, prefecto del monasterio de Santo Tomás en Aquitania, delegado papal para Chechenia y autor del libro: “El diluvio, fin de un mito”

 Una entrevista de nuestro enviado espacial
Skizo´s Blues



Traemos hoy a “la entrevista de los martes” a un viejo conocido de l@s lectores: Monseñor Marcelo Macarronni con motivo de la publicación de su nuevo libro recientemente presentado en el Santuario de Covadonga: “El diluvio, fin de un mito”

-De nuevo aborda mitos bíblicos en su libro, el diluvio universal en este caso… ¿Qué hace un hombre de la Iglesia desmontando los mitos bíblicos, Monseñor?
-Creo que se equivoca Skizo´s, los mitos bíblicos sirven para ilustrar. Yo me limito a darles una base científica que demuestre que realmente los hechos narrados, un “diluvio universal” en este caso, sucedieron.

-Entonces Monseñor, no busca como le han criticado desde ciertos ámbitos católicos, “desmontar” la historia que narra la Biblia…
-Por supuesto que no. Quienes así hablan de mis libros ya están predispuestos a criticarme. Demostrar científicamente que el diluvio tuvo lugar, sólo aumenta la veracidad de la Biblia como texto sagrado. La prueba es que mis lectores no son todos religiosos.
-Hablemos pues de su libro… ¿Existió un fenómeno llamado “diluvio universal”, ein?

-Textos sagrados escritos en distinto espacio geográfico, temporal y cultural, narran sobre el diluvio. Es decir, hay un testimonio escrito con origen en distintas fuentes sin relación entre si que hablan, narran, un fenómeno que duró en el tiempo y alteró no sólo el espacio geográfico, sino las propias relaciones humanas. En base a ello, busco respuestas científicas a una evidencia contrastada
-¿Ha encontrado esas respuestas “científicas”, Monseñor?

-Las nubes cayeron sobre la Tierra.
-Ein?

-Las nubes cayeron sobre la faz de la Tierra.

-¡Coño Monseñor!, para decir eso no hace falta publicar un tocho infumable de casi 300 páginas y a 34 aurelios, redios…
-No sea gañán Skizo´s. Debido a una serie de circunstancias las nubes se volvieron agua líquida, a eso me refiero.
-Vaya, parece interesante…
-…
-…
-…

-¡Pero diga algo redios, no se quede mudo como un confesionario el día del fin del mundo!

-Patán…Por cortesía a sus lector@s diré de qué trata. Hace miles de años y debido posiblemente a una alteración de la órbita lunar y una serie de fenómenos volcánicos poco numerosos pero de gran intensidad también influidos por la variación orbital, durante unos días masas ingentes de agua cayeron sobre la superficie del planeta provocando inundaciones cataclísmicas.

-¡Coño! ¿Le deja el Vaticano teorizar semejantes blasfemias, Monseñor?

-¡No son blasfemias, garrulo teológico de tres al cuarto! Me baso en datos científicos y simulaciones por ordenador, Skizo´s…

-¿Y que usó, un “Commodore” para simular tal resultado, ein?

-¿Pero me ha citado para entrevistarme por mi nuevo libro u meterse conmigo?

-A ver Monseñor, mire, para decir que las nubes se hicieron agua y diluvió, evidencia de Perogrullo si existió el tan cacareado diluvio…

-¡Pueblos distantes entre si y alejados geográficamente narran los mismos hechos! Está comprobado Skizo´s.

-Ya, y en todas las emisoras de televisión está el espacio dedicado al tiempo climatológico…

-Diga las sandeces que se le ocurran Skizo´s, pero lo cierto es que durante un tiempo trombas de agua inimaginables anegaron las tierras. Por tanto demuestra que Dios quiso tal como narra la Biblia, castigar al hombre y sus pecados.
-Mire Monseñor, voy a buscar un paraguas por si acaso…
-¡¡-Idiota!!

-¡¡-Fanático!!

-¡¡Demente…!!
-¡Y a mucha deshonra Monseñor de pacotilla, a mucha deshonra

-Que Dios perdone su falta de fe, analfabestia religioso, que Dios perdone su falta de fe…
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es                                       


No hay comentarios:

Publicar un comentario