The Adversiter Chronicle

domingo, 25 de diciembre de 2011

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre

Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

Gattaca

Gattaca

 Dios ha muerto y las iglesias son ahora garitos semi clandestinos, la nueva diosa es la ciencia gracias a sus avances en la comprensión  y alteración de la genética donde los hijos son concebidos no en base al azar de un óvulo fecundado por un espermatozoide, es cierto que el fornicio y la jodienda existen,  pero las parejas antes de concebir se ponen bajo la tutela del Sistema que les diseña seres que si bien con imperfección humana carecen de riesgos potenciales de padecer dolencias, enfermedades y taras. Ya no se concibe por amor a Dios, se hace por selección para que el Sistema y la humanidad modificada genéticamente alcancen  en pocas generaciones un exceso de candidatos a ser navegantes a Titán…

La sociedad como la conocemos actualmente ha dejado de existir y la nacionalidad ya no importa, sólo la genética. Surgen dos categorías sociales que anulan las basadas en la pirámide del poder y el dinero: los perfectos seleccionados y modificados genéticamente que pueden gozar de las posibilidades de vivir una vida y los imperfectos, los concebidos como se hace en la actualidad…

 Es este inquietante futuro donde se desarrolla la acción de esta producción de 1997 dirigida por Andrew Nicoll y protagonizada por unos excelentes Xander Berkeley,  Ethan Hawke, Alan Arkin, Jude law y Loren Dean entre otros.

Una pequeña joyita del género de ciencia ficción que no resultará grata a fans del género que gustan de naves espaciales, truca digital con textura de vídeo juego o amantes del cine de acción. Pero para personas sensibles, amantes del cine porque les gusta ver una película con sustancia y no insustancial camuflada de espectacular reparto, se convertirá en una de esas que se convierten en películas de nuestra vida…

 El protagonista es uno de los parias del nuevo Sistema, concebido por amor en el interior de un coche al que su genética muestra que está jodido del corazón, es potencialmente agresivo y por si fuera poco es un rompetechos porque no ve tres en un burro al ser miope con una esperanza de vida de treinta años.

Su padre ni siquiera quiere que lleve su nombre semejante desgracia de ser y para el siguiente embarazo se ponen en manos del Sistema y eligen un embrión acorde a los gustos y esperanzas de su padre.

El protagonista, Vincent,  pasa hasta su juventud una infancia y adolescencia consciente de que es visto como un ser vulnerable y desgraciado por su imperfección que él pone a prueba una y otra vez compitiendo con su hermano “perfecto” a ver quien nada más lejos hasta que uno de los dos diga que se rinde…

Cuando llega el momento, deja el hogar y desaparece. Consigue llegar a trabajar en limpiezas en Gattica, el lugar donde los perfectos seleccionados se preparan para viajar al espacio y otros planetas de desconocidos confines. Decide cumplir su sueño y contrata a un “perfecto” paralítico, una ironía del destino que le hace ser todo aquello a lo que siempre despreció: la fragilidad del cuerpo humano.

Vincent se convierte en un “perfecto” y logra entrar en Gattica hasta conseguir ser seleccionado como navegante, pero hay un asesinato y a falta de una semana del lanzamiento la investigación pone en peligro su disfraz…

 Joyita que no debe faltar en la filmoteca porque nos habla de historias universales que son realidad aunque la ausencia de grandes efectos digitales y desarrollarse en un escenario cerrado, Gattica y la casa donde vive el protagonista, hará que algún paladar de reciente generación no capte la belleza de la historia y sus matices…

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr.





theadversiterchronicle@hotmail.es           

No hay comentarios:

Publicar un comentario