The Adversiter Chronicle

martes, 10 de febrero de 2015

"TELEMIERDA INC", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GH VIP: El omnipresente poder de Belén Esteban

Parece evidente que el concurso de convivencia ante las cámaras ha degenerado a otra cosa que podría llamarse Conviviendo con Belén Esteban o similar puesto que su poder trasciende la emisión del concurso y va camino de copar otros contenedores de la cadena que ha visto el filón y el acierto de meter a la susodicha al concurso.

Su poder es tal que incumple las normas del concurso y simula tener bajadas de azúcar siendo su único castigo no poder nominar. Su poder trasciende la casa porque su representante ha hecho una de las mayores bajada de pantalones que no veíamos desde hace tiempo en la pequeña pantalla prescindiendo de representar a Olvido Hormigos que ha encontrado el bálsamo a las vejaciones sufridas en la casa recogiendo réditos junto a su marido paseando palmito y estimulantes vestimentas, por lo bien que le quedan y no por impudicia, y además ha perdido a su socio Kiko Matamoros...
¿No es tener poder?


Luego está el poder que ejerce sobre los concursantes que se desgastan en luchas intestinas pero nadie la nomina dando pábulo a todo tipo de teorías sobre los porqués de que se maten entre ellos pese a que empieza a cundir en todos la sensación de que está algo majareta y es una lianta junto al mejor concursante puro de todos que es Víctor Sandoval.
 
No me cansaré de repetirlo porque posiblemente el gran problema de Belén Esteban, vista su convivencia, es que nadie le dice que está jodida, pero jodida de verdad a nivel psicológico, y vista su gordura y deformidad física, también psiquiátrica.

Dejando aparte que se crea la reina del mambo y se comporte como si estuviera en Sálvame a la hora de levantar la mano para interrumpir o interrumpiendo sin levantar la mano, resulta que tiene todos los defectos de una mente infantiloide: caprichosa, insegura, chantajista emocional y perretas de niña pequeña a quien no le han comprado una golosina o cualquier otro antojo cuando pasa delante de un kiosko.

Como espectáculo televisivo no tiene precio pero desde un punto de vista humano no
puedo dejar de preguntar qué clase de entorno tiene que nadie le indica que debe corregir su rumbo aunque verla y observarla demuestra que ya no tiene arreglo por cuanto no distingue la persona del personaje televisivo y se ve que éste último ha dominado ya su personalidad sin posibilidad de retorno con una visión de la realidad distorsionada que cuando se ve pillada en un renuncio o una infantilidad se enrosca en sus supuestas dolencias, el no sé porqué lo hice o simplemente amenaza con abandonar el concurso...

Tampoco se entiende que su representante que tanto la quiere y su médico que la quiere tanto o más no la sacan por la puerta trasera del concurso y la someten a terapia, porque siguiendo concursando no se le hace ningún favor y el gochazu cuando salga y se enfrente a la cruda realidad de los vídeos, los hechos y las opiniones, sin contar que su inmaculada imagen que tanta empatía despertaba la está perdiendo a trampas forzadas, comportamiento errático y dominante de niña mimada pero sobre todo porque Belén se muestra como es y lo que muestra es atroz, le hacen perder fans.

Del resto sólo resaltar que a medida que Belén Esteban señala a su enemigo y el resto de
lameculos le nominan y es expulsado, las acciones transversales se trasladan a los debates con un Jordi que parece que vuelve por sus fueros y las hostias verbales y pocas argumentales de la confrontación entre Kiko Rivera y Laura donde lo único estimulante es el muslamen de la sobrina de la Pantoja que no puede tapar porque cruza las piernas y debe cruzarlas por lo raquítico de sus faldas...

Confieso para terminar esta crónica que lo único interesante del concurso a estas alturas es seguir el declive y vía crucis televisado de una persona que hace mucho que dejó de vivir su vida para crear otra alrededor de la preñez con el torero y se ha convertido en una vaca a catar por la cadena, entorno, compañeros y, por desgracia para ella, que pierde gancho entre el populacho...
¡Un espectáculo grandioso!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 


 
 

 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario