The Adversiter Chronicle

jueves, 28 de junio de 2012

Crónica (di)social


Pleno ordinario en el ayuntamiento de Villaviciosa celebrado el miércoles 27 de junio de 2012

Una crónica de nuestro enviado espacial Skizo´s Blues




Se presentaba este pleno ordinario, el habitual de cada último miércoles del mes, con apariencia anodina según el Orden del Día pero que se fue enfangando con la asimilación por parte de FAC Villaviciosa de la propuesta de firma de un convenio con una entidad deportiva privada que en principio presentaba en solitario esa entidad, cómo no, un equipo de fútbol: el Lealtad de Villaviciosa. La cosa empezó a enmierdarse  cuando el argumento principal defendido la semana pasada se basaba en apelar al chantaje emocional de lo que representa la entidad deportiva privada,  que aunque con nueva directiva donde figuran destacadas militantes de FAC Villaviciosa, al menos una,  y de las declaraciones en prensa de destacadas figuras del deporte apelando a concederse la ayuda ya que el Lealtad representa al concejo por las tierras donde compite,  nadie ha hablado de la pésima gestión de las directivas anteriores.

Por supuesto, como viene siendo habitual, FAC Villaviciosa contaba con la mano del PSOE, que desde que ha perdido tres concejales tránsfugas se dedica a desgastar a sus propios portavoces municipales, abrazar el apoyo a FAC Villaviciosa, sabiendo que no saldrán adelante sus propuestas; acusar al concejal de IDEAS de tener un pacto con Felgueres con la anuencia de FAC Villaviciosa y que es como cuando un futbolista está agotado e impotente ante la superioridad del contrincante y entra a romperle la tibia y el peroné.

Está claro que el PSOE de Cabranes… ¡Villaviciosa, ups!; está claro que la táctica del PSOE de la Villa consiste en, aparte de mandar piquetes para abuchear a los tránsfugas, apoyarse en FAC Villaviciosa para truñir y esperar que el desgaste a lo largo de la legislatura surta efecto.

Para mas emoción, la ausencia “sorpresa” de un concejal del PP y otro, el bueno de Sietes que tan buenos ratos nos hacía pasar en gallinero con sus gesticulaciones fruto de su aburrimiento durante los plenos, que tenía pensado romper la disciplina de voto aprovechando que el Piles pasa por Gijón para renunciar a su acta de concejal.  


De atrezzo en gallinero, la presencia reivindicativa de mariscadores con pancartas, ya habían estado durante la mañana en una sentada por las escaleras del consistorio, a los que se unieron directivos y socios de la entidad privada junto con jugadores del Lealtad y la escuela de fútbol que sin respeto ni educación se dedicaron a hablar y hacer ruido logrando que fuera casi imposible escuchar a los concejales. Tirón de orejas de orejas a los adultos que les llevaron ya que no son formas.  La usencia de una autoridad el DPL de Villaviciosa en poner orden, decoro, silencio y respeto, ausencia habitual aunque incomprensible por otra parte,  hizo que fuera una tortura para la plebe en filas de gallinero seguir el desarrollo de las intervenciones.

Por si la temperatura política del pleno no fuera suficiente, un calor bochornoso y agobiante desde un punto de vista climatológico, convertía la asistencia al pleno un verdadero auto de fe cual penitente en el vestíbulo del pasillo a las calderas de Pedro Botero…

 Pero lo verdaderamente interesante se producía entre bastidores ya que el efímero concejal Sietes, y en declaraciones clandestinas a este humilde mercenario free lance a la salida del pleno, afirmó haber tenido presiones del PP local por no acatar la disciplina de voto y, esto ya en confidencias a un coleguita, que uno de los concejales del PP también iba a romper la disciplina aunque al final no lo hizo. De haber ocurrido, hubiera supuesto una derrota humillante a un Felgueres sabedor de que en esta ocasión el chantaje emocional tiene consecuencias electoralistas…

 Por otra parte la defensa argumental del concejal de FAC Villaviciosa en votar a favor resultó de una inocencia inapropiada para estas batallas: balbuceante, nervioso, sin pautas de discurso y con argumentaciones banales, casi infantiles por no decir deficientes, fue calamitosa.
Pero no es por demérito de facultades u aptitud, sencillamente le puede el miedo escénico y no está a la altura de su jefa de filas y de la ausente Carmen Sela en el tema de oratoria.
La defensa de la posición de voto merecía un discurso sereno, meditado y llamado a ver la conveniencia de votar a favor, pero fue un disparo con pólvora mojada y muñón en el gatillo en lugar de dedo.
Fue algo patético desde la perspectiva de gallinero.



IDEAS y los tránsfugas defendieron el deporte base y por ende la escuela de fútbol del Lealtad, pero exigieron proteger la misma, fiscalizar las subvenciones y pedir cuentas a los responsables del desastre económico que ha llevado a la actual situación.

Felgueres vio la oportunidad y en una actuación algo sobre actuada, soltó uno de sus discursos que resultan resultones aunque se notaba en su actuación que estuvo a punto de tener una crisis interna. Es un buen actor y sabe lanzarse al cuello de sus antagonistas. Si en gallinero tuviera acólitos, sería jaleado con entusiasmo y admiración, pero Julio Prieto suele pasar desapercibido en gallinero aunque ayer dio la impresión de que ha adelgazado, cosas del verano.

 Así que una vez más los ingredientes ya típicos de este plato de último miércoles de cada mes donde lo más emocionante fue ver a Sietes abrir el ventanal, pelearse con el cortinaje y que no destrozara el cristal, aunque se le echará de menos y del PP de Villaviciosa por rebelde, traidor y propagar el virus de votar en base al propio albedrío y no al mandato del jefe de filas.
Es de esperar que Felgueres ponga orden interno.

 La conclusión es que había dos posturas: apelar al sentimentalismo y apelar al pragmatismo.

Desde un punto de vista sentimental, Villaviciosa tiene el problema que han tenido otras localidades con sus equipos de fútbol: ayudarles sabiendo que es inútil apelando a la buena voluntad de los nuevos directivos, donde figura un tiburón experto en llevar entidades al desastre económico…

Desde un punto de vista pragmático: velar por  los intereses del ayuntamiento que son los de la ciudadanía del concejo y no de una parte, ínfima, de la misma…

¿Quién lleva razón, ein?


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/







theadversiterchronicle@hotmail.es                                             




No hay comentarios:

Publicar un comentario